31 dic. 2014

It was a very good year (William Shatner versiona a Frank Sinatra - The Mike Douglas Show, 1969)

2014 ha sido un año maravilloso para un servidor. Entre otras cosas el nacimiento (o reboot, como queráis) de Mundo Alocado está funcionando a las mil maravillas. En su escaso mes y pico de vida la página todavía está forjando su personalidad pero creo sinceramente que el nivel está siendo más que aceptable. Lo mejor es la actitud y las ganas, que son muchas, así que 2015 pinta muy prometedor.

De momento y aunque quedan muchas cosas en el tintero (da gusto consultar los borradores porque están desbordados), vamos a despedir el año con un icono: William Shatner versionando (o lo que quiera que haga o pretenda con su estilo "spoken-word") al mito Sinatra. Ha sido un buen año. Un muy buen año, sí.

29 dic. 2014

Spider-Gwen Double Feature: "Face it Tiger-The MaryJanes" (Married with Sea monsters, 2014) + Spider-Gwen Rap (Adam Warrock, 2014)



Estamos completamente rendidos a los pies de Spider-Gwen. En un año que ha sido bastante raro para el fan de Spider-Man por culpa de la infame The Amazing Spider-Man 2 (hablaremos en otra ocasión del odio visceral que sentimos por esa puta basura de película) que, para colmo de males, provocó el fin de Superior Spider-Man (acaso el mejor arco argumental que ha tenido la serie en mucho tiempo), ella ha sido la luz de la esperanza arácnida que necesitábamos. Para no iniciados: el año que viene hay un mega-evento en la colección llamando Spider-Verse que va a enfrentar a todas-y-cada-una de las versiones alternativas del hombre araña conocidas... y por conocer. Y se han sacado de la manga una historia en la que Gwen Stacy no sólo está viva, sino que fue a ella y no a Peter a quien picó la araña radiactiva. Lo que podía haber sido un What if? absurdo se ha saldado con uno de los mejores one-shots que han salido este año y con la creación de un personaje tremendamente carismático e interesante. No sólo ha conseguido ser el personaje más popular de las versiones alternativas propuestas sino que ha conseguido tener colección propia en un tiempo record. Incluso io9 la ha incluido en su lista de Breakout stars de 2014 con mucho acierto. La chica lo merece, sobre todo con ese traje tan espectacular que le han dado, de los mejores diseños que hemos visto en mucho tiempo. Chapeau.


Las muestras de amor han sido múltiples y variadas porque el personaje ha sido recibido con los brazos abiertos por parte del fandom. Como podéis ver en la imagen de arriba, en esta versión de la historia Gwen es batería de un grupo cuya cantante es Mary Jane (The MaryJanes). En otro toque de genialidad la canción que ensayan se titula "Face it Tiger". Pues bien, en este Universo Real™ nuestro, la banda Married with Sea monsters le ha puesto letra a esa canción y se han marcado este temazo:



Y no ha sido el único homenaje musical que ha recibido esta superheroina de nuevo cuño. En la última Rap-A-Thon (24 horas haciendo canciones sobre personajes de la cultura popular con fines benéficos) que se marcó Adam Warrock, tipo que despierta extrema simpatía en esta página y al que le debemos una entrada, también hubo lugar para la rubia. Spider-Gwen ha venido para quedarse y  en esta casa esperamos ansiosos su colección. No se puede entrar con mejor pie, ni mejor estilazo, en esto del fandom.

24 dic. 2014

Darkest Carols, Faithful Sing (Christopher Lee, 2014)


En Mundo Alocado no podemos ser más fans de Sir. Christopher Lee una auténtica leyenda viva. Le tenemos un cariño inmenso por miles de cosas y también porque en estas fechas tan señaladas y desde hace un par de años se descuelga con algún villancico en clave heavy metal. Este año no podía faltar y nos deja su nuevo single “Darkest Carols, Faithful Sing” para nuestro gozo y disfrute. Existen miles de maneras de felicitar la navidad a nuestros queridos seguidores, pero esta es la más épica de todas. Atentos a este pequeño sampler recopilatorio de sus villancicos metaleros y ¡Feliz Navidad!


22 dic. 2014

¡NO es la libertad de expresión, estúpidos!



Sálvame, el contenedor mutante de basura humana que mantiene en marcha toda la maquinaria pestilente de Telecinco, despide el año encajando dos hostiazas finas. Esto es celebrado particularmente en Mundo Alocado que aplaude cualquier desgracia que le pase al programa de marras y a la cadena que lo alberga. En esta casa lo odiamos por muchas cosas pero, sobre todo, por ser el estandarte de esa tendencia moralmente repulsiva que es la de crear famosos sin ningún mérito o cualidad que son famosos por ser famosos [1]. Nos resulta un tanto surrealista contemplar como auténticos desechos humanos son elevados a los altares y a la omnipresencia de la cultura popular más abyecta; pero, en tanto hay otros idiotas (muchísimos) dispuestos a rendir culto religioso a esos ídolos de barro, respetamos la decisión de cada cual con respecto a cómo decida perder su tiempo libre.

21 dic. 2014

Tenemos que hablar de Los Simpson


Termina 2014 y me entero casi de pasada que Los Simpson cumplen 25 años desde su primera emisión (17 de diciembre de 1989). Sentimientos encontradísimos con una serie que ha sido parte imprescindible de mi educación cultural pero que a día de hoy no puede producirme más pereza porque lleva como, no sé, ¿15 temporadas?, viviendo de las rentas. Acercarme a un episodio de Los Simpson actual me da rabia, me hace sentir viejo, contar batallitas, rememorar tiempos mejores. Nostalgia de la mala. No puedo negar que sigo picoteando de vez en cuando buscando algo de la gloria de antaño pero desanima salir escaldado tantas veces. Eso sí, me da igual ver mil veces alguno de mis episodios favoritos. Escribo estas líneas después de ver El Flameado de Moe (emitido en 1991) y sigo pensando que es absolutamente perfecto, un clásico que es oro puro.

Los Simpson son víctimas de una continuidad estancada que no permite que crezcan ni evolucionen. Esto es algo parecido a lo que pasa en el Universo Marvel o en DC con la salvedad de que el cómic es un medio mucho más ágil para ofrecer soluciones temporales u ocurrencias diversas que mantengan el interés. Sin embargo siguen sin encontrar una solución al problema base, la existencia de relevos efectivos (relevos generacionales) para sus buques insignia. No hay un relevo para el Spider-Man clásico como no hay un relevo para Batman, aunque de vez en cuando veamos alguna intentona que pasa con más pena que gloria porque parece ser que el espectador/lector quiere que las cosas cambien lo justo para que, al final, no cambien nada.

17 dic. 2014

Teenage Mutant Ninja Turtles (Jonathan Liebesman, 2014)

 

Desde que se supo que Michael Bay iba a tomar las riendas de la producción del nuevo reboot de las Tortugas Ninja en imagen real, las alarmas dentro del aguerrido y fiel fandom de la franquicia (que, recordemos, este año celebra su 30 aniversario) saltaron por los aires. Es posible que un tal Jonathan Liebesman figure como director en los créditos pero no nos llevemos a engaño: la película debe su razón de ser al particular libro de estilo del Sr. Bay. Esto quiere decir que sus únicas señas de identidad son presentar un envoltorio lo más ruidoso y espectacular posible que encubre un contenido bastante intrascendente y (esto es lo peor) de una forma mucho más descafeinada que si se hubiera sentado el propio Bay en la silla del director. Los propios trailers y promos no nos mostraban otra cosa que un subproducto prefabricado siguiendo dichos estándares y acompañado de una milimétrica maquinaría de promoción-polémica funcionando a todo gas. No en vano todas las noticias relativas a la producción de la película parecían diseñadas para acaparar titulares, desde los rumores del origen extraterrestre de las tortugas hasta esos diseños tan particulares con los que no he terminado de conectar en ningún momento. Si se hace un poco de memoria todo esto suena familiar porque es exactamente lo mismo que pasó con la primera película de la saga Transformers aunque en ese caso el resultado final fuera bastante más notable que la película que nos ocupa.

14 dic. 2014

Órbita Laika (La 2, 2014)


He llegado a conocer la existencia de Órbita Laika de una forma un tanto curiosa así que os cuento mi gymkana particular. Estoy bastante interesado de un tiempo a esta parte en los crecientes movimientos antivacunas que están brotando como setas a lo largo de todo el mundo; no dejo de sorprenderme con determinadas conductas sin ningún tipo de base más allá de la estupidez suprema. Servidor, conspiranoico al límite, partidario de luchar a brazo partido contra los intereses de la codiciosa industria farmaceútica, no encuentra fundamento alguno en corrientes de este tipo que cada vez están más extendidas y normalizadas. Este y otros temas relativos se tratan en el cómic Pseudociencia de Darryl Cunningham que tengo en el punto de mira y muy posiblemente sea una de mis próximas compras (e, igualmente, futuro post en la página). El cómic está prologado por Luis Alfonso Gámez, periodista que fue presentador de un programazo como la copa de un pino como fue Escépticos (ETB, 2011)  y que iba a ser colaborador de… TACHÁN!: Órbita Laika. Leyendo el post en el que explica los motivos por los que no iba a poder participar finalmente en el programa (una pena) es cómo descubrí el mismo. Así que allí estaba el pasado domingo, pendiente de ver cómo funcionaba esta propuesta. Os dejo mis impresiones.

11 dic. 2014

Cosmic Dragon (Carlos Vermut, 2012)


Conocí a Carlos Vermut con Cosmic Dragon porque en esta casa seguimos con gran interés todo lo que la editorial ¡Caramba! se traiga entre manos. Este pequeño homenaje/broma/reflexión a costa de la obra de Akira Toriyama me demostró que Vermut conocía muy bien los tics y resortes que dieron forma a uno de los shonen más significativos del género. El hiperdramatismo, las situaciones más grandes que lo divino y lo humano e incluso esos tempos imposibles que tendían hacia el infinito en el anime estan aquí, expuestos de forma casi religiosa, como si el cómic fuera un estudio de los lugares comunes que transitaba la serie madre en vez de lo que lo que finalmente es: un puñetero chiste. Un chiste muy tonto que se le atragantará a más de uno pero que plantea más problemas morales y cuestiones de interes que el exterminio de un planeta lleno de namekianos. Y que, aunque no lo parezca, no deja de ser un homenaje respetuoso por parte de un fan.


Creo que a día de hoy hay que deconstruir Dragon Ball en estos términos, algo que estimule un poco las reblandecidas neuronas de los niños de los '90 y que les recuerde que ya tienen una edad (hombreya!). Aparte, a mí cosas como este Cosmic Dragon me resultan tan simpaticonas que pongo en el punto de mira a su autor y quedo pendiente de visionar tanto Diamond Flash como esa Magical Girl que pinta maravillosa y cuya existencia, independientemente de cualquier otra consideración, hay que aplaudir como si nos fuera la vida en ello.

8 dic. 2014

MonteLab o vivir por encima de las posibilidades de otros


Lo que más me jode de la monserga aquella de que hemos “vivido por encima de nuestras posibilidades” es la parte de verdad que tenía o, mejor dicho, aquellos casos concretos que la justificaban. No hay que ser demagogo ni en uno ni en otro sentido, es completamente cierto que determinados usos y costumbres pre-crisis empujaron a muchas personas (tanto normales y razonables como auténticos inconscientes) a dar sentido a esa frase, a contribuir al mantenimiento de un Sistema™ que se estaba destruyendo a sí mismo con su propia ilógica. Por supuesto no generalizaremos porque en esta página no caemos en errores tan cómodos y, sobre todo, porque la frase ha sido usada como venenoso mantra moralizador por el mismo tipo de impresentables que nos enfangaron en la miseria.

4 dic. 2014

Turtle Power: The Definitive History of the Teenage Mutant Ninja Turtles (Randall Lobb, 2014)


Este año se celebra el 30 aniversario de las Tortugas Ninja, una franquicia a prueba de bombas que no sólo ha logrado sobrevivir a la década de los '90 sino que a día de hoy continúa teniendo una salud envidiable. Buena prueba de ello es el reciente éxito de la nueva película de imagen real producida por Michael Bay que si bien, y en mi humilde opinión, tiene una pinta espantosa, ha servido para poner de manifiesto (por si alguien lo dudaba) que esta franquicia tiene cuerda para rato y capacidad sobrada para reinventarse. De esta forma entiendo que propuestas cómo la citada película están completamente enfocadas a captar nuevos adeptos entre la chavalería actual mientras que documentales como Turtle Power: The Definitive History of the Teenage Mutant Ninja Turtles son artefactos de nostalgia pura destinados a celebrar ese cumpleaños como se merece.

1 dic. 2014

Un grupo de aficionados al balompié

 
No hace falta que rememore mucho los hechos porque el lector medio de Mundo Alocado (quien presupongo que es lector medio al menos) los tendrá bien presentes. Pero vamos allá: en 1994 un par de desquiciados asesinaron a sangre fría a un pobre hombre con la supuesta excusa de que representaba a la víctima de un juego de rol que se habían montado en sus perturbadas cabecitas. Podían haber encontrado sus motivaciones en cualquier otra parte pero fue ese juego inventado el que les permitió canalizar su demencia. El caso hizo correr ríos de tinta y provocó el estallido de la mayor y más vergonzosa campaña de criminalización contra un producto cultural por parte de todos los medios de comunicación del país. De golpe y porrazo los juegos de rol, completamente desconocidos para el público generalista hasta el momento, se convirtieron en la mayor amenaza social presente, poco menos que instrumentos que incitaban al asesinato y que convertían a cualquier joven que se relacionara con ellos en un psicópata. Poco importaron las voces críticas con esa información tan sesgada o las opiniones fundamentadas de expertos, el “periodismo” más amarillista extendió sus tentáculos y sacó pecho orgulloso de haber encontrado un yacimiento de petróleo sensacionalista en este suceso. El daño moral fue incalculable y durante mucho tiempo los juegos de rol vivieron una época de oscuridad absoluta en este país, la mera mención del tema era poco menos que un tabú social hasta el punto de que en mi caso particular he vivido múltiples situaciones muy incómodas en las que he tenido que dar explicaciones sobre mi hobby. La exposición del caso fue tan brutalmente sensacionalista que aún a día de hoy compruebo estupefacto como gente de mi entorno más cercano tuerce el morro cuándo les hablo de propuestas tan instructivas (e inocuas) como Pequeños Detectives de Monstruos.

El amigo de esta casa Bindôlin Filadut, autor del recomendadísimo blog Caverna de Rol, definió a la perfección en su divertido y mordaz artículo “Los juegos de rol y mi suegra” el estigma imborrable que persigue a los juegos de rol desde aquel lamentable suceso, mediante el concepto conocido en Derecho como “pena de banquillo”. Da igual lo equivocados que estuvieran los medios generalistas, o que se hayan confundido churras con merinas con provechoso oportunismo, la fama de los juegos de rol en este país está bautizada en sangre y esa mancha no va a ser borrada nunca.

Hoy hablo de todo esto porque durante el fin de semana ha tenido lugar una batalla campal entre grupos radicales de ultras que se ha saldado con múltiples destrozos, heridos graves y una muerte. Una auténtica barbarie. Todos los titulares y las noticias relacionadas con el suceso son correctas porque a nadie con dos dedos de frente (o sin ellos) se le ha ocurrido asociar el fútbol (el mero deporte, el espectáculo) con los actos violentos de un puñado de descerebrados. Estupendo, eso no tendría ningún sentido, pese a que no sea la primera vez que ocurre algo similar y tampoco sea ningún secreto que los grandes equipos de la primera división amparan entre sus aficionados a auténticas asociaciones criminales, que están perfectamente identificadas pero sobre las que no se hace absolutamente nada. El suceso es lamentable, la presencia de grupos de extrema derecha e izquierda organizados como hinchada de los equipos de fútbol, una lacra. Pero os invito a encontrar la noticia que hable de que los altercados han sido provocados por un “grupo de aficionados al balompié”.

29 nov. 2014

#FeministHackerBarbie

No se puede decir que este año que va tocando a su fin haya sido muy bueno para Barbie. La hemos visto protagonizando todos los titulares equivocados en una especie de bucle retroalimentado: las páginas de tendencias nos hacían notar su alarmante pérdida de popularidad por el viejo tema de representar unos valores (morales, estéticos) que cada vez están más disociados a los tiempos que corren y, en consonancia, las páginas de economía hacían notar que esa falta de popularidad estaba haciendo mucha mella en la cuentas de Mattel. Para colmo de males iniciativas como Lammily, muñeca-protesta con medidas y ropero clase media (y con una exagerada colección de imperfecciones cutáneas de todo tipo en su búsqueda del realismo más allá del realismo) son aplaudidas a rabiar y se consideran una victoria sobre todo lo que representa quien fuera el buque insignia de Mattel. Todo esto ya fue analizado con detalle en 1994 en el episodio Lisa vs. Malibu Stacy de Los Simpson con la diferencia de que 20 años después iniciativas de muñecas-protesta como Lisa Lionheart/Lammily plantan cara sin problemas a todo un imperio empresarial. Y tienen todas las de ganar. David contra Goliath en la era del crowdfunding y lo viral.


26 nov. 2014

Dragon Fall Ultimate Edition (Álvaro López y Nacho Fernández, 2014 [1994 edición original])


Uno cree estar muy pendiente de todas las novedades editoriales cuando, de repente, ¡sorpresa!: Dolmen está reeditando Dragon Fall. Y esta vez, en condiciones, en un formato más que adecuado que toma como base las Ultimate Edition con las que se editó la propia Dragon Ball hace unos años. La verdad es que me he quedado bloqueado al leer la contraportada del tomo y ver que han pasado la friolera de 20 años desde su publicación original. Dragon Fall es un cómic con el que tengo un inevitable vínculo nostálgico y que está unido a una época en la que la expansión del manga en España parecía no conocer límite. Era la época de Akira, de la sobredosis de anime en televisión (recuerdo con picardía los desnudos matinales de Ranma 1/2 en Antena 3 y el desfile de lencería vespertino en cualquier capítulo de City Hunter/Cazador en Telecinco), del auge de las asociaciones de manga, de Game 40 y su selección musical que hacía posible que un chaval de 12 años como yo llenara casettes con música japonesa. Y, por encima de todo lo demás, era la época del reinado de Dragon Ball, de su pico de popularidad en este país. Todo un fenómeno cultural en la España de los primeros años '90 y poco menos que una revolución en Cataluña, donde había llegado mucho antes que al resto de la Península.

24 nov. 2014

Truth doesn't make a noise (The White Stripes - Under Blackpool Lights, 2004)

Tuve mis más y mis menos con White Stripes, tardé bastante en cogerles el punto podríamos decir. Exceptuando temazos incontestables como Seven Nation Army me parecían un grupo francamente sobrevalorado, aburrido incluso. Entonces llegó a mis manos el grandioso Get Behind Me Satan (2005) y me convertí por completo. Es raro que ese disco salga de mi reproductor o que no forme parte de cualquier selección improvisada de favoritos. Lo mejor de todo es que me hizo reconsiderar al grupo y descubrir que Jack y Meg se dejaban la piel en el escenario. Under Blackpool Lights, el concierto en directo que sacaron en 2004, me sigue pareciendo uno de sus mejores trabajos, una grabación imprescindible que inyectaba energía en canciones que no me habían llamado la atención hasta entonces, como es el caso de Truth doesn't make a noise, tema que en su versión de estudio me parece de lo más soso pero que aquí resultaba así de electrizante:


Al respecto de la canción, una de las cosas que nunca me llamó la atención del grupo era toda esa rumorología sobre si eran hermanos, no hermanos, amantes, matrimonio, etc, parafernalia que ya salió a la luz en su momento y que me sigue importando más bien poco. Truth doesn't make a noise, parece claro que habla de la particular personalidad de Meg White, toda una declaración de intenciones por parte de Jack White sobre la relación que tenían tanto ellos dos como con los medios de comunicación, y una canción preciosa en cualquier caso.

La única pega de Under Blackpool Lights es que como salió un año antes que mi disco favorito de White Stripes no contiene una versión en directo de Blue Orchid, Instinct Blues o The Denial Twist (que sería mi particular TOP 3 del duo), pero no está de más recordar que ese concierto tiene una cover de Jolene absolutamente desgarrada y magnética.

22 nov. 2014

Marvel: 75 years From Pulp to Pop! (ABC, 2014)

http://abc.go.com/shows/movies-and-specials/listings/marvel-75-years-from-pulp-to-pop

Este año se celebra el 75 aniversario de la Casa de las Ideas y la verdad es que se encuentra en un estado de salud envidiable. En el terreno editorial la calidad media de los últimos años es más que aceptable, con bastantes títulos muy destacables y un puñado de obras sorprendentes (Daredevil, She Hulk, Ojo de Halcón…), algo de lo que no puede presumir ahora mismo la Distinguida Competencia. Y en la división de películas la historia es conocida por todos: han logrado construir un entramado sólido que tiene el favor de crítica, público generalista y fandom de forma muy merecida, algo que se han ganado a pulso y de lo que tampoco puede presumir ahora mismo la Distinguida Competencia (y no quiero hacer sangre especialmente, de hecho es algo que me da bastante pena). Personalmente estoy disfrutando mi condición de Marvel Zombie más que nunca pero creo que nos esperan años muy inciertos puesto que el tremendo éxito de la división de películas está impactando cada vez más en el entramado editorial, y no de forma positiva. Documentales como este Marvel: 75 years From Pulp to Pop! de la cadena ABC no hacen sino demostrar el estado en el que se encuentra la compañía actualmente así como cuáles parecen ser sus intereses más inmediatos de cara al futuro.

20 nov. 2014

a$$quake


Año 2014. La cultura popular vive sumida en una obsesión enfermiza por los culos. Más concretamente por la exposición y explotación del trasero femenino en todas sus variantes posibles (e imposibles). Diva del pop: no eres nada ni nadie en este mismo momento si no twerkeas convenientemente, que es algo así como calentar al personal meneando el bullate. El culo es la nueva teta, que dicen los entendidos y su exposición/explotación ha de ser absoluta y masiva para garantizar la colonización efectiva y sin concesiones del imaginario popular. Famosa de tres al cuarto: no eres nada ni nadie en este mismo momento sin un belfie en condiciones, etc. Así y poco a poco se van conquistando posiciones y llegamos a auténticos agujeros negros que absorben universos de tendencias enteros, como todo lo relativo a Anaconda de Nicky Minaj, un disco con, directamente, un culo de portada y con un single cuyo videoclip eleva todo esto de lo que os hablo al paroxismo y a la histeria absolutas. Nótese además su nada sutil mensaje: el video muestra una especie de demencial entrenamiento/demostración de movimientos de pandero cuyo objeto, según observamos, no es otro que hacer un twerking como está mandado al macho de turno. Sumisión disfrazada de caramelito pop de consumo masivo.

17 nov. 2014

In The Heat Of The Moment (Noel Gallagher's High Flying Birds, 2014)


Aquí está el primer single de Chasing Yesterday el nuevo disco del Sr. Noel Gallagher y sus High Flying Birds (los músicos esos que le acompañan y tal). Una manera estupenda de comenzar a montar los mimbres de este (¡nuevo!, ¡espectacular!) Mundo Alocado que se está gestando, de hecho, in the heat of the moment

El debut en solitario de Noel Gallagher me dejó sensaciones encontradas: un par de temazos incontestables (The Death of you and me, If I had a gun), un puñado de canciones solventes (Everybody’s on the run, AKA... Broken arrow) y ese familiar rastreo de caras B buscando sorpresas entre los saldos (The good rebel), no me parecieron suficientes para un debut que llevaba esperando media vida. No me ayudó mucho comprobar que la papelera de reciclaje de Oasis seguía funcionando a pleno rendimiento y que descartes y demos añejas se colaban tanto en el disco como en concierto. En concreto, me resultó bastante desalentador verle en directo defender el disco a medio gas mientras fusilaba sin piedad el setlist del grupo que tenía con su hermanito. Eso fue lo peor, echar de menos a Liam por una parte, y esperar que el disco fuera una gigantesca reunión de Noel con lo más granado de sus amigotes (Paul Weller, Richard Ashcroft...), por la otra. Obviamente el problema fue mío y de las siempre traicioneras expectativas. Ahora espero ese Chasing Yesterday (principios 2015) con los pies más en el suelo y, de momento, este single se deja escuchar muy bien. No me ha resultado tan impactante como lo fuera The Death of you and me pero es reconfortante identificar ese estilo marca de la casa: canción pegadiza, que mejora con las escuchas y que deja sensación de que no le ha costado mucho esfuerzo al Sr. Gallagher. Siempre es bueno tenerle de vuelta. Ni que sea para que siga insultando a los One Direction.



BONUSTRACK: No se a que se refiere Noel cuando dice que entre las influencias del disco está el "space jazz" (lo he leído en Spin). No creo que a esto, que sería bien gracioso. Me suena más a David Bowie, y Bowie es bien, así que lo compro. Lo que me ha llamado la atención al respecto es que (según Noel y las circunstancias más o menos etílicas del momento) este single está inspirado por un documental en el que un astronauta describe la sensación que tuvo al ir por primera vez al espacio como "tocar la cara de Dios". Buscando ese documental estoy. En cualquier caso y como dice él mismo:  
“If that’s not an opening line for a song I don’t know what is”