Páginas

11 mar. 2020

Días de borrasca [víspera de resplandores] (pt. 1)

Meanwhile, in a coronavirus-infected Madriles:

10/03/2020 - Día 0. Parking de un Mercadona cualquiera.

Pues ya tenemos la histeria del COVID-19 instalada en nuestras calles. Mundo Alocado retransmite desde un bunker ubicado en alguna parte del cinturón sur de Madrid y, oh sí, la paranoia absoluta campa a sus anchas. Hoy es el primer día de la especie de cuarentena a la que se ha sometido a los menores (15 días de cierre de colegios) y, personalmente, estoy viendo de todo. Con lo catastrofista que me suelo poner a veces me resulta muy curioso estar en medio de un escenario pre-apocalíptico... REAL (nunca había vivido medidas de contención de este tipo). No negaría que hasta me produce cierto cosquilleo de satisfacción (rollo ir haciendo una pancarta bonita The End is Nigh para cuando toque) si no fuera porque paso de leer toneladas de memes a hablar con personas a las que el impacto de esta crisis va a destrozar. Dicho esto último, aquí en esta página nos aferraremos siempre al humor como a un clavo ardiendo, así que no hay mucho arrepentimiento por mi parte por post como el del otro día. Que el fin del mundo, o lo que tenga que venir, nos coja riendo. 

Lo he creado yo, estoy muy orgulloso T_T

Quería documentar un poco alguna cosa que otra en la página porque al cotilla del Sr. Forfy del futuro le gustará volver para echar un vistazo. Son días extraños en los que la preocupación y el desdén comparten habitación contigo sin que sepas a quien hacer más caso. Días de risa constante gracias a ese torrencial de memes que caracteriza a cualquier buena crisis que se precie. De entrar en modo alarma-extrema en cuestión de segundos porque descubres que puedes haber estado en contacto con personas contagiadas. De desinformación en vena por estar enfangado entre el sensacionalismo y las fake news (esos audios del WhatsApp que los carga el diablo). De oportunismo político de la mas baja estofa, que no por viejo conocido en estos escenarios de desgracia deja de sorprender. Y, tambien, días de mucho humans of late capitalism (concepto que amamos en esta página) porque una cosa es aprovechar la coyuntura y echar unas risas a costa de gente que arrasa los supermercados como si estuvieramos en Mad Max y otra es ser un auténtico hijo de puta:



Esta ha sido la campaña que Uber Eats lanzó este pasado lunes, diría que justo después de la rueda de prensa donde el Gobierno y la Comunidad de Madrid anunciaban el cierre de colegios. Sinceramente, mi primera reacción cuando ví la imagen fue la de pensar que era fake (casi lo sigo pensando ahora) pero... no, efectivamente, esta gentuza es capaz de eso y mucho más. La verdad es que no tengo mucho más que desarrollar porque la imagen se explica sola, aunque el detalle de ofrecer ese descuento EXTREMO, con la que está cayendo justo ahora, es de rasgarse las vestiduras. Al menos este tipo de crisis hace que muchos de estos monstruos del neoliberalismo más desalmado (o cómo los queráis definir) se quiten las caretas, por si quedaba alguna duda al respecto. Creo que el olor a podredumbre moral os tiene que llegar a través de la pantalla.

Ahora, hay que reconocer que han estado muy avispados e ingeniosos ¡todavía habrá que darles crédito por eso! Miseria en estado puro.

5 comentarios :

Mycroft dijo...

Viví medidas extremas cuando Bélgica se militarizó a finales de 2015, por los atentados de París y la certeza de que las células belgas tramaban una gorda.

Esto es diferente. Como introvertido, a mi el vaciamiento social no me afecta mucho. Ojalá más tele-trabajo. Odio las fallas. Pero el daño económico a los pequeños comercios afecta mucho. Es difícil saber el punto de histeria justo que ajustar con la amenaza.

Es un serial divertido y preocupante.

Sorro Casereño dijo...

muy acertado todo, y me alegro que quede como recuerdo de lo que esta sucediendo,al momento de escribir este comentario hay 5000 infectados (https://www.worldometers.info/coronavirus/country/spain/) y cuando empecé mis vacaciones en Europa hace 1 semana no llegaba a mil y lo veiamos como una anecdota, la realidad siempre nos supera y ahora lo mas importante es seguir las indicaciones de los expertos y aislar al bicho como se hizo con el SARS hace unos años.

Tambien quisiera recalcar que no debemos caer en la histeria ni en la depresion, no es un apocalipsis zombie todavia...

Sr. Forfy dijo...

Mycroft: A mí el tema de la reclusión domiciliaria... ni tan mal. El bunker está hasta los topes de material, no somos en esta casa de los que se aburren por no tener nada que hacer. Vamos, que podemos recluirnos los días que hagan falta que aunque sea nos alimentaremos del papel de los cómics.

El tema de los pequeños comercios es fastidiadísimo. Vamos a ver desaparecer muchos sitios queridos :/

Divertido y preocupante. Lo has definido muy bien.

Sorro Casereño: Hago esto sobretodo por el recuerdo, y por no perder la cabeza cuando llevemos confinados mil días.

5945 casos cuando te contesto el comentario. Qué buena página es worldometer, sí señor.

Lo de la histeria es curioso. Por una parte hay una histeria absoluta que provoca que... ¿nos comportemos irresponsablemente como sociedad? (cierran los colegios así que voy a arremolinarme con 2 millones de personas en un Mercadona a comprar papel higiénico... suena razonable).


Abrazos a los dos y encantado de teneros por aquí.

Unknown dijo...

Ánimo for!

Sr. Forfy dijo...

Gracias misterios@ desconocid@! :D