Páginas

13 mar. 2020

Días de borrasca [víspera de resplandores] (pt. 2)

The plot thickens...

No tenía pensado hacer un reporte diario de esta crisis pero, como me temo que va a ir para largo, creo que refugiarme en Mundo Alocado me ayudará a conservar la cordura:



Mañana se declara el estado de alarma en España y a eso le sumamos que en Madrid (zona cero del asunto) hay un bombardeo sensorial muy intenso para que pasemos el fin de semana enclaustrados en casa (con su hashtag y todo: #yomequedoencasa). Visto el escenario actual y su más que previsible evolución, parecen medidas necesarias y razonables. 

¿Verdad?

Porque podemos pasar UN fin de semana sin salir a la calle para lograr aplanar la curva. Apelar a la responsabilidad individual para limitar el número de contagios y así... ehm... nada. 

Dejadlo. 

Esta es una foto de hoy por la tarde, en una calle cercana a nuestro bunker. Un Humans of Late Capitalism de manual porque, vale, mañana se van a anunciar medidas muy restrictivas que incluyen el cierre de todo tipo de establecimientos (¡que no estancos!) y es normal cierta paranoia survivalista que impulse el noble arte de hacer acopio de cosas. Y el vicio es el vicio, que vete a saber si la cosa se pone mas cruda, cuando volvemos a ver la luz del sol de nuevo, etc, etc... Pero, dejándonos de zarandajas, tenemos la siguiente estampa: en plena pandemia de una enfermedad hipercontagiosa que afecta mayoritariamente a las vías respiratorias, tienes a un grupo de persona(je)s saltándose recomendaciones, espacios interpersonales de seguridad, cuarentenas, peticiones expresas de hagamé usted el favor de no salir un par de días, coño, y lo que se tercie, para comprar tabaco.

Humans of Late Tabacalerism

No son los únicos lemmings aquí en Madrid. El primer día del cierre de colegios los parques estaban a rebosar (FACT CHECKING: como el que da al ala este de nuestro bunker). Una de las medidas mas populares que han tomado muchas personas mayores, que ya no van a poder echarse sus bailoteos matutinos en los clausurados centros de día, es la de "cuarentenarse voluntariamente" en sus apartamentos de la playa o en sus pueblitos buenos, estratégica decisión que, PARA NADA, provocará un estallido del número de casos a lo largo y ancho del pais. Y las terracitas de los bares a rebosar, que está haciendo muy buen tiempo estos días y han salido, como de la nada, unas CORONAVACACIONES muy apañadas.

Siempre nos quedará la juventud, que mucha crítica a los millenials por aquí y por allá y luego el sentido común que exhiben en situaciones de... ehhm... Crownvirus Party... ¿Contagiaté de nosotros?

Esperamos que en el reservado se respeten las distancias de seguridad

¡Eso es! Hay que tomar la última, que mañana nos cierran los bares así que vámonos de CORONAPARTY (2x1 tercios Coronita, no falta detalle). Decir que la fiesta se celebraba en el Pub Wakanda de Sevilla y en cuanto se viralizó el cartel, cancelaron la misma. Es una pena porque 10 € entrada y 2 copas nos podrían haber confirmado si COVID-19 sobrevive al garrafón.



Hoy he pasado el día haciendo un acopio de moral importante porque intuyo (ojalá me equivoque) que esta situación se va a extender más de lo que pensaba. Ha sido un día de contrastes, de ver como la gente es capaz de lo peor y de lo mejor en situaciones de crisis. Las fotos que he puesto hoy no me dejan de hacer gracia, pero pienso realmente que el contexto en el que estamos no da margen a esa irresponsabilidad. Una cosa son los memes, que riamos juntos hasta el fin de los días, y otra la subnormalidad profunda. Que tampoco estamos aquí como para ir dando lecciones de superioridad moral a nadie pero que si el efecto mariposa de "idiota va a comprar tabaco con la que está cayendo" provoca que me entren unas toses, estupenda la gracia.

No hay comentarios :