Páginas

15 mar. 2020

Días de borrasca [víspera de resplandores] (pt. 4)

Una modesta proposición

Domingo por la tarde y tengo un pequeño momento de calma que espero que no sea de esos que preceden a la tormenta. El parque que da al ala este del bunker está completamente vacío y en la calle reina un silencio sepulcral, lo que contrasta un poco con esta misma mañana cuando algunos listillos se han saltado la cuarentena salerosamente y han sido increpados a voces. Supongo que es ese mismo tipo de gente que nunca limpia la mierda del perro, que pasa de reciclar o que tira las toallitas al W.C. porque están por encima del bien y del mal en el escalafón social (pero esperaté que haya que atenderlos en el hospital, que se reintegran enseguida). Son unos pocos casos aislados pero en escenarios como en el que estamos son muy escandalosos, y a mí al menos me minan la moral. 

Estoy agotado mentalmente por toda la incertidumbre de esta situación pero a su vez estoy inspiradísimo por la cantidad de buenas iniciativas que están surgiendo y la gente maravillosa que me rodea. Seguramente haya mucho cacharreo en Mundo Alocado durante la semana que viene pero, por lo pronto, quiero cerrar esta con la maravillosa reflexión de Miguel Brieva, auténtico titán que admiramos muchísimo en esta casa y todo un ejemplo de cordura en medio de la vorágine:


No hay comentarios :