29 sept. 2015

Overkill (Metallica versiona a Motörhead para el 50 cumpleaños de Lemmy, Whiskey A Go Go 1995)

Ya os contamos hace poco que la autobiografía de Lemmy estaba plagada de anécdotas y referencias a miles de grupos. La mayoría de esto último son rifirrafes y puyas por parte de un Lemmy que no deja títere con cabeza pero al que también hay que reconocerle buenas palabras con sus amigotes y afines. Uno de los grupos que sale mejor parado en el libro es Metallica y con razón, no en vano Lars Ulrich y el malogrado Cliff Burton eran los presidentes del club de fans de Motörhead en toda la Costa Oeste de Estados Unidos cuando no eran demasiado conocidos fuera de Inglaterra y estaban empezando a forjarse una reputación al otro lado del charco.

Una de las mejores anécdotas al respecto sucedió en el 50 cumpleaños de Lemmy, cuando su manager le organizó una macro fiesta sorpresa en Whiskey A Go Go muy posiblemente su local favorito de Los Angeles. Aparte de reunir a lo más granado del gremio por allí aparecieron Metallica, auto-renombrados para la ocasión como The Lemmys, disfrazados como el Sr. Kilmister (con unos pelucones de órdago y gafas de aviador  ad-hoc) y dispuestos a marcarse unas versiones de Motörhead como esta mandado. Curioseando un poco hemos encontrado un video de aquella mítica actuación y la verdad es que es impagable, un acto de admiración absoluto además de un regalazo inmenso (queremos el teléfono de ese manager para que nos organice el cumpleaños). Atentos a esta ruidosa versión de Overkill y a las pintas de James Hetfield y compañía. Una pena que se lo perdiera el bueno de Cliff.


TRIVIA: Esta actuación constó de 7 temas de los cuales 4 (Overkill, Damage Case, Stone Dead Forever y Too Late Too Late) fueron recuperados como caras-b del single de Hero of the day (¡vaya contraste!) y posteriormente para Garage Inc. el monumental disco de versiones que se marcaron que, aparte, es el disco de Metallica favorito del Sr. Forfy.

25 sept. 2015

Jenga: Tetris (Hasbro, 2013)

[Tenemos sección nueva: hemos tardado mucho en hablar de juegos de mesa en esta página y eso no puede ser. Con Juegos para un post-apocalipsis vamos a ir haciendo reseñas de lo que tenemos en nuestra ludoteca (o de futuras adquisiciones, para autoconvencernos del todo). Empezamos con perfil bajo pero tenemos intención de hinchar el listado todo lo que podamos, que somos muy jugones.]


Es muy fácil recomendar Jenga, uno de esos juegos que la cultura popular ha situado en la categoría de clásico básico y que, en mi opinión, no debería faltar en ninguna ludoteca medio decente. No creo que haga falta reivindicar el conjunto de juegos que podrían formar parte de dicha categoría (Monopoly, Conecta 4, etc) porque su popularidad y presencia es muy extendida, pero pienso que muchas veces menospreciamos la simplicidad e inmediatez de estas propuestas mientras buscamos experiencias jugables que no ofrecen ni la mitad de diversión. Tampoco quiero propasarme con los elogios porque montar una partida de Jenga no es el Santo Grial de la diversión, pero encuentro bastante imprescindibles este tipo de juegos que son muy buenos para echar una partida rápida en cualquier momento.


Por esa misma simplicidad de la que hablo, y porque Jenga funciona perfectamente tal y como es, sin aditivos ni florituras, pienso que cualquier variación de la fórmula puede dar al traste con la experiencia. Me resultan simpáticas las variaciones tipo Jenga Space Invaders o Jenga Spider-man porque introducen un par de (curiosas) mecánicas nuevas pero no tocan “los cimientos”, es decir, las mismas piezas siguen ahí para que sigamos haciendo y deshaciendo torres. Por eso la edición que comento hoy me resultaba un poco rara porque, aunque es verdad que parecen dos universos destinados a conocerse, pensaba que introducir las diferentes piezas de Tetris en el esquema de Jenga podía dar al traste con el juego. Y para nada. Han logrado mantener el espíritu del juego base y diferenciarlo lo suficiente como para que sea un juego con una filosofía distinta. En la adaptación de las piezas al juego han sido suficientemente inteligentes como para que la mayoría sean palitroques similares a las fichas de Jenga de toda la vida pero que sean las piezas genuinas del Tetris las que aporten el toque de distinción al juego y la verdad es que la combinación funciona de maravilla. Ahora hay muchos pisos de la torre que no tienen la misma consistencia que otros y eso implica que la estrategia a la hora de quitar las piezas sea distinta, siendo bastante más complicado sacar los tetriminos que las piezas normales. Lo mejor de todo es que esta mezcla despista de lo lindo, no se si es porque todas las piezas son coloridas y de plastiquete (o que no veo tres en burro, que también) pero me he equivocado al escogerlas para sacar de la torre en más de una ocasión, con catastróficos resultados. Me estoy sorprendiendo al ver que he dedicado tantas líneas a este juego tan básico pero, sí, me ha parecido de lo más recomendable. Ideal tanto para partidas relámpago como para "desengrasar" entre juego y juego en sesiones más intensas.

24 sept. 2015

The shape of things to come



Perdonad por la rimbombancia del nombre (y que no se me revuelvan mucho los fans de H.G. Wells) pero es que me ha parecido genial para lo que quiero hacer. The shape of things to come va a ser un boletín cuatrimestral con información relacionada con esta página, una especie de columna editorial y hoja de ruta todo en uno. No quiero ser machacón con el autobombo pero pienso que poner un poco de orden y contaros las ideas que tengo en mente para los próximos meses puede ser bastante útil. Vamos con ello.

21 sept. 2015

A man for all seasons (Still goin' strong) (Peter Dinklage canta en el musical de Juego de Tronos de Coldplay, Red Nose Day 2015)

[SPOILER WARNING!: Si no has visto las 5 temporadas de Juego de Tronos, a ponerse al día tocan.] 

Puesto que comenzamos las actualizaciones veraniegas con las sorprendentes dotes musicales de Carice Van Houten/Melisandre nos parece bastante adecuado cerrar la estación con otra referencia musical a Juego de Tronos. De hecho en aquel post ya anunciábamos a nuestro invitado de hoy: Peter Dinklage/Tyrion Lannister, otro actor de la serie que demuestra una gran habilidad al micrófono. En este caso no es que esté llevando una carrera musical en paralelo sino que ha formado parte del proyecto más molón en el que ha estado implicado Coldplay desde... desde que existe Coldplay (todo lo relacionado con este grupo nos suele aburrir bastante, pero hablamos de eso otro día).

Resulta que para colaborar con la iniciativa benéfica Red Nose Day, Chris Martin y sus chicos se marcaron un sketch-homenaje a la obra de George R.R. Martin en forma de musical satírico que es una absoluta genialidad (y que podéis ver completo aquí). Son unas cuantas canciones loquísimas para las que han contado con un puñado de actores de la serie en pleno estado de gracia, dispuestos a reirse de si mismos y sus personajes lo que haga falta. Kit Harington/Jon Snow está inmenso con esa mini-cover de Wild Thing de The Troggs ("wildings") dedicada a su (por entonces) amada Rose Leslie/Ygritte. Emilia Clarke/Daenerys Targaryen en plan rastafari o Nicolaj Coster-Waldau/Jamie Lannister con su balada del padre-pero-también-tio-de-Joffrey también puntuan altísimo pero si nos tenemos que quedar con el mejor de todos, el que se lleva la palma, como también suele pasar en la propia serie, es Peter Dinklage/Tyrion Lannister. Vale que su canción, en la que ironiza con su capacidad de supervivencia y continuidad después de 5 temporadas, es la más agradecida de todas pero es que la elegante puesta en escena, la chulería y el vozarrón de Peter nos ha fascinado. Todo un titán este señor, que afronta esta oda metarreferencial con un saber estar encomiable. 



7 sept. 2015

Desde aquí se ve septiembre


Este dibujo de El Roto nos viene de perlas porque así afrontamos este mes: con alegría apocalíptica. Septiembre nos encanta por todo ese rollo del inicio de curso y los últimos coletazos del verano/la llegada del otoño, una oportunidad para hacer un pequeño reseteo y coger fuerzas que vamos a aprovechar por estos lares. Agosto, ni tan mal (11 actualizaciones, ¡record!) y la verdad es que queremos continuar con ese ritmo pero toca hacer un pequeño parón para fijar el rumbo de Mundo Alocado en los próximos meses y no descarrilar. Nos rondan dos ideas bastante molonas por la cabeza que queremos llevar a buen puerto y planificar como es debido. Y esperad más autobombo y fanfarría de la habitual, incluso algo de orden y concierto que pasar el plumero por las estanterías no vendría nada mal. Dadnos unos días mientras ajustamos un poco la maquinaria.