16 jun. 2017

(Stranded On) The Wrong Beach (Noel Gallagher's High Flying Birds - Isle of Wight, 2012)

Decía un amigo que en su blog unas veces publicaba post y otras post-its. Recordatorios para sí mismo de cosas que tenía que hacer o de momentos que le apetecería recordar en el futuro. Era uno de los conceptos-tipo para abrirse un blog (o bitácora): un espacio para ir contando cosas y que cada uno elegía como construir. ¡El no va más en 2004, jóvenes! He seguido blogs maravillosos en los que no tenía ni idea de cómo era su autor y otros en los que precisamente lo que me gustaba era la persona que estaba detrás. En ambos casos me fascinaban los mensajes codificados, los que permitían conocer un poco más a la persona detrás de ellos pero estaban tan bien encriptados que sólo el destinatario tenía la clave. 

También he tenido sobredosis de vergüenza ajena cuando algún conocido ha mutado en attention-whore y, ya fuera para dar pena, para no darla, para vender su libro, para construirse un personaje, etcétera ha sido devorado por el ego. Pasó con los blogs, es la razón de ser para muchos en Twitter o Facebook y pasará con los implantes subcutaneos o las redes sociales que vengan: dale un altavoz a según quien y se pondrá a contar sus miserias al mundo sin filtro alguno.

Tengo mis mas y mis menos con el contenido críptico y los automensajes. En principio reniego, por (futura) vergüenza propia más que otra cosa, pero también es cierto que a veces hago espeleología entre mis escombros y me hacen gracia los guiños que me dejaba. Hoy 16 de junio tengo un aniversario que a veces se convierte en un pequeño agujero negro emocional y me descentra mas de lo que me gustaría, así que es buen momento para dejarme una notita. Ahora mismo estoy aporreando un rato las teclas porque veo que estoy entrando en una fase de bloqueo. Mundo Alocado nunca termina siendo lo que tengo planeado, me frustro y mi vínculo con la página se resiente pero ahora no quiero estancarme. Estoy en una etapa en la que necesito refugiarme por aquí y la cabeza me estalla con todo lo que tengo previsto, aunque no logre aterrizar nada y los borradores se agolpen en la nevera. Mientras voy desenredando(me) tiro del mejor recurso que conozco para salir del paso que es agarrarme a una canción. (Stranded On) The Wrong Beach pertenece a la clase-media del Sr. Gallagher y puede que no destaque por nada en particular, pero ahora mismo nos toma el pulso a la página y a mí con precisión milimétrica.


 
Where it's gonna take me just depends on the weight of my load
Oh no, depends on the weight of my load

2 comentarios :

Mycroft dijo...

Necesitamos crear refugios. Es imperativo para vivir y no simplemente sobrevivir.

Sr. Forfy dijo...

Totalmente, soy muy pesadito con el tema pero practicamente es la razón de existencia de esta página.

¡Gracias!