8 mar. 2015

Chasing Yesterday (Noel Gallagher's High Flying Birds, 2015)


Es difícil hablar de un nuevo disco de Noel Gallagher sin hacer un repaso previo a una lista de lugares comunes que pienso que aburren un poco a estas alturas. Por una parte está la alargada sombra de Oasis y las trifulcas con el hermano, un tema muy cansino pero que no falta nunca. No creo que la atención que genera en los medios en lo relativo a ese particular sea culpa del Sr. Gallagher, pero tampoco veo que haga nada para no retroalimentar lo que no deja de ser una especie de “actualización de estado” del aparente stand-by en el que se encuentra el grupo. Mal empezamos si su valía como artista siempre se juzga con este rasero, casi parece que la noticia que se persigue es que confirme la fecha exacta del regreso del grupo y poco importan los nuevos proyectos que tenga entre manos. Pero es que cuando se ha pasado por este peaje obligatorio (yo mismo empiezo la reseña así…) y pasamos a lo promocional lo que queda es mucho peor: dosis insanas de su ego descomunal prometiendo el oro y el moro, desbordando cualquier tipo de expectativa.


No ha faltado nada de esto en la campaña de promoción de Chasing Yesterday, su segundo, y muy esperado en esta casa, trabajo en solitario. Personalmente hay una parte de mí que lo agradece porque el Sr. Gallagher es el que es y esa actitud tan odiosa es parte indiscutible de su encanto. También es la razón principal de que le adores o le odies, algo que es complicado separar de su mera faceta de músico. Con el paso de los años cada vez me tomo menos en serio todo ese circo, pero es cierto que para evaluar cualquier trabajo suyo tengo que sortear tanto ruido mediático, tanto endiosamiento y exaltación por su parte, que no puedo evitar decepcionarme un poco con un resultado final que no se ajusta a lo que pienso que podemos esperar de él. Peor todavía: tampoco se ajusta a lo que, según él mismo, debemos esperar.

Cada vez que saco un nuevo disco te estoy perdonando la vida.

Con Chasing Yesterday, Noel Gallagher me vuelve a dejar a medias y no me apetece achacarlo a unas expectativas que he moderado bastante para la ocasión. Vaya por delante que el disco me ha parecido bueno y considero que es superior a su anterior trabajo en cuanto a cohesión interna, que era un aspecto que me decepcionó especialmente en su momento. No he tenido la sensación de que estemos ante un ramillete de descartes de Oasis ni identifico entre la selección de temas ninguna maqueta rescatada para la ocasión. Esto es bueno porque me llevo una sensación global más positiva que en el irregular debut (no hay ningún tema que chirríe o que me disguste especialmente) pero no me parece suficiente porque sigo sin encontrar ninguna canción que se acerque a sus clásicos de antaño. De hecho tampoco me parece que ninguno de los nuevos temas haga sombra a The death of you and me o If I had a gun, lo mejor que nos había ofrecido hasta la fecha su carrera en solitario, pero mis impresiones finales son bastante similares a la ocasión anterior: veo canciones muy solventes (Riverman, The dying of the light), otras a las que le estoy cogiendo el punto (The girl with X-Ray eyes, You know we can’t go back) y agradables sorpresas en las caras B. Me quedo con esto último, no sólo porque mis temas favoritos sean Do the Damage y Freaky Teeth, sino porque me da ciertas esperanzas sobre el actual estado de forma del Sr. Gallagher y sobre lo que puede seguir ofreciendo en un futuro. Es cierto que estos temas remarcan esa sensación de que puede dar mucho más de sí, de que se está guardando algo en la manga, pero sin ellos el disco se queda bastante cojo. 

Chasing Yesterday no supone un paso atrás en su carrera en solitario y, desde luego, no la pone en peligro, pero apuntala algo que ya intuíamos: que el Sr. Gallagher puede ser una caja de sorpresas pero le pierde esa bocaza que tiene. Quizá no exista un tema más ilustrativo de todo esto que Ballad of the Mighty I cuyo mismo título parece una oda autoconsciente a sí mismo y cuyo resultado es el ejemplo perfecto del punto en el que está su carrera ahora mismo.


P.d: Hay dos reseñas que me han gustado mucho: la de Pitchfork es el compendio perfecto de lo que supone ser fan de este señor. Y la del siempre recomendable amigo Mycroft que, bilis aparte, pone de manifiesto que la producción sigue siendo una asignatura a perfilar (aunque pienso que hay avances al respecto). Por cierto, dentro del siempre saludable etiquetado loco este chico ha creado la categoría más hermosa que he visto en mucho tiempo: Conflictos en la nebulosa brit pop.

4 comentarios :

Mycroft dijo...

Blogger siente auténtico odio por mi, me ha borrado dos comentarios.
Primero, me siento muy honrado por la mención, creo que en tu reseña además hay auténtica pasión mancuniana y se nota.
La música es algo totalmente subjetivo, y aunque sigo beligerante, soy todo menos tajante. Seguro hay cosas que no he visto en el disco.
Lo que si me parece discutible es que no sea un disco de descartes. Lo es. Lock all the doors es del 92 y se quedó fuera del morning glory, y freaky teeth circula desde hace 5 o 6 años por lo menos, algo que ya hizo con el anterior. Un disco que tampoco me gustó pero como dices tenía singles.
Dying of the light tiene pinta de buena, pero supongo que nunca lo sabremos con este sonido del demonio. The girl with X-Ray eyes y Riverman sencillamente no puedo con ellas.
Si el anterior para mí eran 0,5 estrellas de 5, este baja a 0,25, una puntuación que ni siquiera existe en Rate Your Music (RYM).
Saludos.

Sr. Forfy dijo...

No puedo más que darte la razón con el tema de los descartes. La verdad es que es un fallo por mi parte pero la batida de temas que hice no me devolvía demos de hace 20 años. Tengo que fiarme menos de Noel. A raíz de tu comentario empecé a encontrar demos de Freaky Teeth...

Creo que me quedo con The Dying of the Light como canción favorita del disco. El anterior, a mi gusto, tenía singles más potentes. A este disco le va a pesar mucho esto pero diría que me gusta algo más.

Por cierto, voy a corregir lo de los comentarios en Blogger, que vaya faena!

Saludos!

Mycroft dijo...

Con otra producción...

https://www.youtube.com/watch?v=OEYUD7hPEyY

Sr. Forfy dijo...

Definitivamente, el tema de la producción es como para que se lo haga mirar este señor.