26 nov. 2015

Próximamente en sus pantallas: Captain America: Civil War


Nueva entrega de nuestra sección de hype enloquecido con uno de los avances que más estábamos esperando y que a su vez más dudas nos genera. Vamos por partes, por un lado Capitan América: El soldado de invierno nos parece la película más redonda que ha facturado Marvel hasta la fecha. No es nuestra favorita (lugar reservado a Guardianes de la Galaxia) pero nos llevamos una muy grata sorpresa porque lo que cuenta lo cuenta muy bien, con un ritmo y un sentido de la acción y el espectáculo tremendos. Hecha la declaración de intenciones, entenderéis que su continuación (y "cierre" de trilogía) sea una de las películas más esperadas de esta casa. Pero hete aquí que la construcción del Universo Marvel Cinematográfico requiere un peaje y parece que esta vez lo va a pagar Steve Rogers, como ya lo hiciera en el pasado Tony Stark en Iron Man 2 que fue más un desfile de majorettes, un "Vengadores 0.5", que una película con interés por desarrollar una historia del personaje protagonista. Seguimos con más ruido: la nueva aventura del Centinela de la Libertad conecta directamente con lo acontecido en Vengadores: Era de Ultron (que aunque no lo hemos dicho por aquí todavía no cumplió nuestras (imposibles) expectativas) y encima adapta un arco argumental muy icónico pero a su vez muy complicado porque el material de base implica de forma absoluta a todo el Universo Marvel, que ya sabemos lo desperdigado que está en su vertiente cinematográfica. Este tirabuzón doble (o triple) nos da bastante desconfianza pero también está la curiosidad insana por contemplar el resultado de este crossover total. Echemos un vistazo al primer trailer:


Steve Rogers: Sorry, Tony. You know I wouldn't do this if I had any another choice. But he's my friend.
Tony Stark: So was I.

¿Qué tal la dosis de fanservice puro y duro? Nos hallamos en el punto álgido del Universo Marvel Cinematográfico en cuanto a cruces desprejuiciados, el sueño húmedo de todo el fandom hecho realidad. Pero esto, al igual que pasa en los cómics, no tiene por qué ser bueno porque con tanto contendiente va a ser casi imposible desarrollar correctamente a unos personajes que corren el riesgo de convertirse en caricaturas, en cuatro brochazos de lo que conocemos de ellos. Vengadores: Era de Ultrón ya pago el pato con desarrollos directamente horribles como los de Mercurio o Ultron y con una historia que a la que le costaba respirar, que parecía sepultada por lo que realmente quería contar.

Teniendo en cuenta que lo que tenemos aquí pinta más a "Vengadores 2.5" que a un "Soldado de Invierno 2" nos toca echar el freno y apaciguar un poco los ánimos pero eso sería negar nuestra naturaleza descerebrada y tampoco estamos por la labor. Aquí hay carnaza de la buena (mirad el frame-by-frame que se marcan en io9) y el metraje tiene una pinta excelente, por no hablar del morbo puro de ver a las dos facciones partiéndose la cara. Respetamos también el concepto: si parece que no vamos a tener un incidente de Standford que desencadente todo (con lo cinematográfico que era), la trifulca por el pobre Bucky puede ser un motivo suficientemente válido para esta guerra civil. Y los próximos meses van a ser sustanciosos en cuanto a revelaciones porque si hay una película que se guarde secretos en la manga es esta: de momento no tenemos ni rastro del Baron Zemo, de lo que quiera que vaya a hacer Martin Freeman o de Spider-man, nuestra mayor preocupación. Si esto no es para gritar Make mine Marvel es que estamos realmente pochos.

Ahora toca pasar el trailer por nuestro HYPE-O-METRO ®, que se ha revelado anti-registro superheroico y pro Capitan América (aunque no le ha gustado nada la tunda que le da a Iron Man ayudado por Bucky... ¡qué poco honor, dos contra uno! Ya te vale Steve...). Resultado: 3,5 escudos del Capi que, teniendo en cuenta las circunstancias, suponen un esfuerzo de contención mayúsculo.


No hay comentarios :