5 ago. 2015

Próximamente en sus pantallas: Fantastic Four (2015)

Es bastante curioso ver como la Fox está tratando las franquicias de Marvel que tiene entre manos. No hablamos de X-Men: Apocalypse que será (hagan lo que hagan) un éxito mayúsculo, sino de las dos licencias con las que se va a jugar el tipo en los próximos meses. Por una parte está Deadpool, cuyo trailer, como vimos ayer, está a punto de caer. Todo lo relativo a esta película pinta sorprendentemente bien y parece que va en la buena dirección. Cada nueva noticia es una alegría para el fanboy y se puede decir que el proyecto desprende un halo de orgullo propio muy motivador. Aplausos.

Todo lo contrario a la nueva adaptación de los 4 Fantásticos llevada a cabo (en teoría) por Josh Trank (director de la sobrevalorada Chronicle). Bienvenidos a la única película que no ha podido ocultar sus problemas de autoestima antes del estreno. Muy mal responsables del HYPE, muy mal...

A estas alturas no descubrimos nada a nadie al decir que este reboot parece maldito desde sus inicios. Superada la (comprensible) polémica inicial con el casting de Johnny Storm, toda la información que ha rodeado a la película forma un compendio de desgracias como hacía tiempo que no veíamos en una superproducción de este tipo. De hecho recordamos pocos casos en los que un estudio haya tenido que acallar rumorología sacando de cualquier manera un teaser que de tan soso y gris que era no hacía más que dar alas a los agoreros. Lo que es objetivamente cierto es que el secretismo con el que se está llevando a cabo la promoción de esta película no es algo a lo que estemos habituados, y eso no es buena señal. Ahora, a tan sólo 4 días del estreno (!) se han sacado de la manga un trailer que... vaya, no es tan desangelado como cabría esperar. Echemos un vistazo:


¿Por qué ha tardado tanto en mostrar sus armas esta película? Tampoco es que nos encontremos ante ninguna maravilla pero este último trailer es mil veces mejor que todo lo que habíamos visto hasta la fecha. Al menos es decente y hace algo que el complejo de inferioridad que ha adquirido la película había impedido hasta la fecha: no se avergüenza de ser una película de superhéroes (hasta mete con calzador una mini-promo de Deadpool al final). No obstante y puesto que la fanfarría previa ha sido el bajón absoluto, es comprensible que nuestro HYPE-O-METRO ® reaccione con desdén. No negamos cierta curiosidad por ver el resultado final pero tampoco estamos muy motivados a estas alturas. Mala señal.

3 comentarios :

Sr. Forfy dijo...

Cuanta pochez, por amor de todo: http://www.metacritic.com/movie/fantastic-four-2015

Mycroft dijo...

No la he visto, pero las reseñas son brutales. Hay podcast hilarantes al respecto (apocalipsis friki le hizo uno monografico linchadola minuto a minuto)

Sr. Forfy dijo...

Le daré una escucha porque me da tantísima pereza echarle un vistazo... La verdad es que hasta este trailer (que tampoco es que nos mate, eh) era todo de una desolación como no se ha visto en siglos.