20 jul. 2017

The Valiant (Jeff Lemire, Matt Kindt, Paolo Rivera y Joe Rivera - Medusa Cómics, 2017)


El Universo Valiant llevaba bastante tiempo tentándome. La mayoría de páginas especializadas en cómics que visito suelen poner sus series por las nubes pero sus personajes siempre me habían parecido una especie de versión de baratillo de sus contrapartidas de Marvel y DC. Y ya he hablado por aquí de los problemas que tengo para hacer la selección mensual de cómics así que siempre lo dejaba para mas adelante, mientras que no dejaba de leer una reseña buena detrás de otra. 

Ahora que Medusa Cómics retoma la publicación de los cómics de este universo en España se me han acabado las excusas porque encima han comenzado con una promoción irresistible: lanzan cuatro series en grapa con el primer número a 1€. Ideal para picotear y saciar la curiosidad y las expectativas. Mi idea era hacerme con todas las grapas y continuar con la serie que mas me hubiera gustado pero mi impresión general ha sido tan buena que también me hice con The Valiant, un evento crossover que se promociona como el punto de partida perfecto para tomar contacto con este universo. Un tomo autoconclusivo, de apenas 128 páginas (recopila 4 números en grapa) y repleto de personajes de la editorial. ¿Será tan accesible para el neófito como anuncian?



Gilad Annid Panda, el Guerrero Eterno, lleva defendiendo la tierra más de diez mil años. Es el elegido por las fuerzas de la naturaleza para proteger al Geomante, un mago conectado psíquicamente a las energías de la Tierra y que aparece cada generación, frente a la amenaza del Enemigo Inmortal. Este último, un horror multiforme y brutal, tiene como único propósito asesinar al Geomante para sumir al mundo en la oscuridad algo que ha conseguido todas las veces que se lo ha propuesto, dejando una cicatriz en la cara al Guerrero Eterno como recordatorio de su fracaso.

En la actualidad, el Enemigo Inmortal ha vuelto dispuesto a acabar con Kay McHenry, la nueva, joven e inexperta Geomante que Gilad tiene encomendado proteger. Con lo que no cuenta el Enemigo Inmortal es que Gilad lleva mucho tiempo planificando este reencuentro y ya no está sólo: se ha aliado con la totalidad de héroes del Universo Valiant para plantarle cara. 

Dudé bastante a la hora de hacerme con The Valiant porque no tengo mucho aprecio a los crossovers ni a determinadas sagas que intentan justificar la aparición de la plantilla al completo de la editorial del turno. Son historias que suelen profundizar bastante poco en los personajes y que buscan cualquier excusa para montar una reunión de estrellas que a veces parece una fiesta privada a la que no estás invitado. Lo peor es el nivel de exigencia que implique el evento porque lo habitual suele ser que haya una serie central y millón y medio de ramificaciones que, o no llevan a ninguna parte, o son esenciales para entender el conjunto de la historia. El mayor problema es la hostilidad de este escenario si no eres un habitual.

Al menos estas son las constantes que he vivido con algún que otro evento reciente del Universo DC y con la mayoría de los que montan en el Universo Marvel. Con la Casa de las Ideas he llegado a un punto de saturación importante, no puedes pasar de algo conceptualmente tan interesante como las nuevas Secret Wars (aunque tengan un nivel de exigencia imposible para el novato) a la chorrada absoluta y pérdida de tiempo de Civil War II. Este último evento me parece el ejemplo perfecto de lo desvirtuado que está este modelo comercial de crossovers a lo loco: mala planificación y estiramiento innecesario de la colección principal, ramificaciones con poca consistencia (la mayoría de series satélite vieron mermada su calidad por implicarse en el evento) y un concepto de continuidad desastroso. Esto último me fastidió particularmente porque para, supuestamente, hacer el evento accesible se ignoraba el comportamiento y personalidad que habían tenido varios personajes en los últimos tiempos para ponerlos al servicio de una historia que no lo necesitaba. Nada de esto importaría si la excusa argumental hubiera dado pie a que se contara algo interesante, bien estructurado al menos, pero no es el caso. El resultado me pareció un desastre absoluto, de lo peor que me he echado a la cara en este tipo de eventos y otra prueba de que sobrexplotar a Brian Michael Bendis con historias de supergrupos hace que muestre su cara más mediocre y desganada.
  

The Valiant, afortunadamente, sigue otros derroteros y como crossover es el paradigma en el que deberían mirarse este tipo de eventos. Lo consigue de la manera más coherente: partiendo de una historia que es sencilla, interesante, está bien contada y no se siente como una parte aislada o desestructurada sino como un todo. Planteada como un blockbuster de ritmo endiablado y acción constante (la mayor parte del relato es el climax de la gran batalla), su mayor acierto es dejar espacio para definir bien a los tres personajes sobre los que cae el peso del relato (el Guerrero Eterno, la nueva Geomante y Bloodshot). También se beneficia de contar con un villano hipnótico, que parece salido de la mente de Stephen King porque su poder reside en atacar a cada personaje enfrentándolo a sus miedos más profundos. Esto no es para nada algo original pero me ha permitido echar un vistazo a los traumas de los héroes del Universo Valiant que se enfrentaban a él y conocer una característica importante de ellos aunque fuera la primera vez que los veía. Aparte, sus motivaciones pueden ser muy simples pero al menos son comprensibles, le dan el tono adecuado a la historia y justifican perfectamente su existencia.

Con estos elementos sobre la mesa, la excusa argumental para hacer la foto de familia con los personajes del Universo Valiant es perfecta y en tan sólo cuatro números hay lugar para establecer un conflicto inherente a dicho universo y presentar a todos los actores implicados. Jeff Lemire y Matt Kindt hacen un trabajo soberbio haciendo accesible la historia para los nuevos lectores, sin dejarse lastrar por la continuidad previa pero sin obviarla tampoco porque quien tenga conocimientos previos va a tener un valor añadido. Y el dibujo de Paolo y Joe Rivera es una auténtica delicia, muy acorde con ese toque realista que se busca en las historias de este universo.

Quizá el mayor elogio que tengo para The Valiant es que como historia me ha gustado mucho pero me ha gustado mas todavía la forma en la que me ha invitado a adentrarme en su universo. Es un tomo que tenía un reto muy grande por delante y que ha conseguido con creces.

No hay comentarios :