Páginas

5 ene. 2020

El 5 de enero hay que dormir...

... si no los Reyes Magos no van a venir. [*]

Los Reyes Magos, o... bueno... o AMAZON:



Es una pena que esto del Día de Reyes sea algo totalmente imprevisible y que no se pueda planificar con tiempo, ¿verdad? Menos mal que tenemos a estos angelitos, los auténticos Magos que todo lo imposible lo pueden (¡ninguna barrera laboral o moral les frene!), para atender a esta necesidad imperiosa y vital que es recibir un pedido a las 23:59 de un domingo 5 de enero. ¡Han salvado la Navidad! ¡Navidad PRIME!

No voy a ir de listillo porque practicamente todos los años yo mismo picoteo algo a última hora. El tema de los rezagados es practicamente una institución en estas fechas y reconozco que me divierte bastante ver a auténticos desesperados arañar las sobras que han dejado otros (con todos esos empaquetados golpeados y rotos y echando al saco cualquier cosa cuyo estado no evidencie haber pasado por el Apocalipsis Nuclear de las Compras Compulsivas). Menos me divierte ver esas colas kilométricas y los centros comerciales a colapsar mientras pagan estas ocurrencias de última hora los de siempre. Porque hoy abren hasta horas (mas o menos) intempestivas mi tienda de cómics habitual, la droguería del barrio, las cuatro papelerías que quedan en pie, por descontado las grandes superficies e incluso abriría el videoclub si existiera.

Es evidente que aquí hay nicho de mercado/oportunidad de negocio/dinerito fresco por lo que, oye, hay que aprovecharlo, que además el Día de Reyes es festivo, así que pueeeeeeeeeede estirarse un poco el tema este de los horarios por [insertar-argumentación-neoliberal] y para hacer frente a lo que sólo puede calificarse como una NECESIDAD SOCIAL. Vale. Yo también lo compro, ya os he dicho que considero esto una tradición tan arraigada en nuestro acervo cultural como ir a la Cabalgata. 

Lo que no debería sorprenderme es que al olor de la sangre vengan los tiburones. ¿Qué va a hacer Amazon mas que crearnos otra necesidad totalmente artificial pero que dentro de poco nos parecerá imprescindible? El tema de las entregas a las 23:59:59 (¿se romperá la magia de la Navidad, cual hechizo de Cenicienta, si entregan después de las 00:00:00?) un 5 de enero, domingo este año, con practicamente todas las ciudades y pueblos del país con calles cortadas y restricciones de tráfico por las Cabalgatas desde las 17:00/18:00 y hasta que toque, me ha parecido una de las cosas más desproporcionadas que se han sacado de la manga. Pero lo hacen porque pueden forzar los (ya forzadísimos) límites y porque tienen mucho que ganar si los consumidores vuelven a caer en sus redes con sus cantos de sirena en forma de descuentos premium, entregas garantizadas por notario y los brilli-brillis diversos a los que habitúan.

Me gustaría ser un poco mas consecuente con mis actos porque, caretas fuera, la verdad es que durante el año pasado he tirado mucho de Amazon. Me ha permitido enviar regalos de forma muy cómoda a un amigo que vive en Estados Unidos. He podido conseguir cosas que aquí no han llegado todavía (y que dudo que lo hagan). Demonios: he visto mis dos series favoritas del año pasado gracias a ellos (Buenos Presagios y The Boys). Y... ehm... tengo un Alexa y escucho música... y eso... (...y me escucha a mi quejarme todo el día de que cada vez tenemos menos control con nuestra privacidad porque no hemos sabido poner límites a las comodidades que nos ha generado este sistema y que aceptamos mansamente y de buen grado y que por ello vamos a terminar viviendo en el subsuelo bajo el yugo de las máquinas...). Como veis, poco crédito puedo tener, pero al menos estoy aprovechando los momentos previos a la Cabalgata para escribir unas líneas por aquí y no para las compras innecesarias y de última hora (que he hecho otros años, sí). No se dónde están los límites ni esas líneas rojas que tiene que fijarse cada uno, pero eso de que el repartidor se vaya a cruzar en el ascensor con Melchor, Gaspar y Baltasar a mí al menos me da una ligera idea.

Espero que hayáis sido buenos y os traigan muchas cosas. Y si os las trae Amazon antes de medianoche, espero que las cajas y empaquetados estén golpeados y en el estado lamentable que sin duda merecéis. ¡Hmpf!

3 ene. 2020

The Sweet Escape (Kasabian versionan a Gwen Stefani ft. Akon, BBC Radio 1 Live Lounge, 2009)

Mundo Alocado ft. 2020. El PLAN pasa por ir dejando cosas por aquí como quien no quiere la cosa y en un par de meses adecentar un poco el bunker, que está sepultado en polvo y telarañas. Ahora vamos a ponernos en modo celebración y arrancar el año con una cover mayúscula de esas que se marca Kasabian de vez en cuando:


Pocas cosas motivan mas aquí al Sr. Forfy que el descomunal buen rollo que se gastan estos tipos. Disculpad la calidad del video pero precisamente voy a intentar alimentar Mundo Alocado TV con algunas joyitas que quiero tener (y que tengáis) a mano y que no están tan difundidas como deberían.

¡FELIZ 2020!

31 dic. 2019

Through the ashes of empires

Into the Breach (Subset Games, 2018)

Suelo arrepentirme de cualquier cosa introspectiva que escribo en Mundo Alocado antes, durante y en el momento justo de publicarla. Y después, por supuesto, que rebuscar entre los escombros de la página me da una vergüenza atroz (lo que no me impide picotear y hacer espeleología de forma compulsiva). Eso por una parte porque por la otra nunca dejaré esa necesidad absurda de hacer balances, de ajustar las cuentas conmigo mismo y asomarme por aquí cada final de año en vez de echar el cierre. La verdad es que pensaba que 2019 iba a traer algo a la página. Algo más. Algo que no se muy bien lo que es, pero a lo que sigo aferrándome como a un clavo ardiendo. Y que quizá encuentre en el feliz, prospero y alocado 2020 que viene (y que os deseo).

つづく