3 may. 2017

[HYPE-O-METRO] Thor: Ragnarok (2017)

Thor reacciona a la vuelta de esta sección

Resulta que la sección de los trailers de películas y el hype reloco es mi favorita de la página pero me prodigo poquísimo. A ver si le pongo remedio porque incluso llevo una temporada pensando en como darle una vuelta. La estructura, el puntuar con 5 estrellitas o lo que se tercie y todas las charangas con las expectativas y demás, correcto todo, pero el nombre creo que no me convenció en ningún momento. Así que vamos a despedirnos de aquello del “Próximamente en sus pantallas” y lo sustituimos por [HYPE-O-METRO] hasta nueva orden.

Pero basta de cháchara y vamos al lío que hoy toca un avance brutal. Tras el salto, un post más hypervitaminado de lo habitual, que la ocasión lo merece.




El baile de directores que ha acompañado las aventuras cinematográficas del Dios del Trueno es digno de estudio. En la ya lejana primera parte tuvimos a Kenneth Branagh… y si te he visto no me acuerdo. Vale que esas “conjuras palaciegas” en Asgard rozaran lo shakespeariano pero la película era bastante inane en cuanto al tema de la autoría. Es complicado identificar rasgos propios de Branagh en una propuesta que resultó ser más funcional que otra cosa. Al final quedó una película resultona pero blandita e inofensiva y a la que el tiempo ha tratado un poco mal (comparad con Iron Man o la primera del Capi). Podemos decir que al menos cubría el expediente, dejándonos a un Thor resultón y que ha mejorado muchísimo con el tiempo y a un Loki apoteósico. Mejor no hablar de Natalie Portman (de su personaje, más bien) o de esa Asgard que bordeaba peligrosamente el cosplay más cartonpiedrero.


Concept art con su Bifröst y todo

Nunca quedó muy claro por qué Branagh no repitió (o no quiso repetir) pero está visto que en Marvel Studios deben recibir a los directores arrojándoles piedras a la cabeza porque su sustitución fue bastante traumática. Primero anunciaron a bombo y platillo a Patty Jenkins (Monster), que fue presentada con pompa y boato: la primera mujer en dirigir una épica superhéroica (seguro que este dato es mentira aunque, gajes del oficio, presenta Wonder Woman en breve) y ese tipo de cosas que se dicen y llenan titulares. El caso es que abandonó la producción a las primeras de cambio porque a los dos meses ya estaba haciendo las maletas y siendo sustituida por Alan Taylor, que venía de filmar capítulos bastante potentes de Juego de Tronos. Las noticias que llegaban del rodaje eran un desastre absoluto: broncas entre estudio y director, reescrituras de guión de última hora por parte de Whedon y reshoots por doquier, que nunca indican nada bueno. Seguimos hablando de una película de Marvel Studios y no de DC, para los despistados. ¿Resultado final? Una de las películas más divertidas y trotonas (para bien) del MCU. Es una aventura a mayor gloria del pérfido Loki, y aquí tenemos un cariño particular a Tom Hiddleston así que podéis imaginar que nos gustó bastante. Aunque mejor no hablar de Natalie Portman (de su personaje, más bien. ¡Te queremos Natalie!) o de esa Asgard de cartónpied… esperad. No. En esa ocasión Asgard, y todo el diseño de producción, lucieron de maravilla.

La sala en la que Marvel negocia las condiciones del contrato con sus directores.
Para cierre de trilogía se sienta en la silla de director Taika Waititi, un señor al que veneramos por la estupenda Lo que hacemos en las sombras. No obstante la decisión de ponerle al mando nos resultó un tanto extraña y un poco triste si nos apuráis: vistos los ejemplos anteriores y esas trifulcas “autorales” que ya son una especie de seña de identidad del estudio, consideramos que no es necesario secuestrar a ningún director prestigioso para montar un blockbuster, aunque te pueda salir bien la jugada como con James Gunn. Poniéndonos más serios la verdad es que es una pena que directores que pueden aportar su genio y maestría en otros proyectos más personales e interesantes terminen abducidos por estas producciones mastodónticas que realmente no los necesitan. Pensad en Whedon perdiendo el tiempo en Era de Ultron o el Caso Edgar Wright, donde tienes a un cineasta brillante (¡nuestro favorito!) dejándose la piel en un proyecto del que termina saliendo por la puerta de atrás por las consabidas “diferencias creativas”. ¿Hubiera funcionado mejor Ant-Man con él al mando? Pues tampoco estamos seguros del todo porque al final salió una película bastante decente sustituyéndole por alguien más clase-media como es Peyton Reed. Wright estuvo bloqueado en ese proyecto 2 o 3 años y eso es mucho tiempo como para que no podamos disfrutar de su talento haciendo otras cosas.

El caso de Waititi parece distinto porque empezó a dejar claras sus inquietudes con los hilarantes cortos que explicaban lo que estaba haciendo Thor durante la Civil War. Esa toma de contacto suponía una declaración de intenciones inmensa que parece que ha terminado impregnado el resultado final, acercando a Waititi al espectro de Gunn (demasiado, de hecho) mas que al de la tropa de pobrecitos que han salido escaldados anteriormente. El rodaje parece haber transcurrido sin incidencias y el buen rollo ha campado a sus anchas, algo raro vistos los antecedentes con esta franquicia y con los roba-almas de Marvel Studios. Comparad la foto que abre el post, con Waititi despidiéndose de Chris Hemsworth y Tom Hiddleston, con la famosa foto de Whedon I El Apesadumbrado del final de rodaje de Era de Ultrón. Una fiesta. 

Pero, como hemos visto, lo que ocurre entre bambalinas no tiene por qué influir en el resultado final. Lo que pasa es que en esta ocasión nos encontramos con uno de los avances más espectaculares que hemos visto en mucho tiempo. Es curioso que el tema del agotamiento de la fórmula del género superhéroico (la crepuscularidad, etc) esté hoy en día más en boga que nunca cuando nos ponen ESTO delante de las narices:


¡Whoah! Boquiabiertos. Los pelos como escarpias. Molonidad elevada a la 11ª potencia. No sabemos si es el musicote, lo que creemos que es un guiño a Monkey Island, Hela, la exaltación de la amistad, la destrucción absoluta o ese tono tan sospechosamente familiar (sí, Asgardians of the Galaxy resultaría un subtitulo muy apropiado) pero hacía mucho tiempo que un avance no nos resultaba tan contundente y prometedor.

¿Resultado de tanta EPICIDAD? Pues que Thor no debería preocuparse porque le hayan triturado el martillo: nuestro medidor de HYPE le otorga el mayor de los honores. 5 de 5 Mjolnirs para lo que parece ser una película que va a ser más que digna de todos y cada uno de ellos. Deseando estamos de plantarnos en el cine el día del estreno. A lomos de un unicornio y blandiendo una espada si es preciso, ¡oh, sí!




2 comentarios :

Carlos Cerron dijo...

Poco mas q añadir, si todo sigue su curso deberia ser un peliculon!! a modo anecdotico decir q Patty Jenkins dijo en una entrevista q llevara a cabo varias ideas q tenia para Thor en Wonder Woman.

https://www.google.nl/amp/comicbook.com/dc/amp/2017/04/04/patty-jenkins-reveals-how-her-thor-ideas-made-it-into-wonder-wom/

Sr. Forfy dijo...

La verdad es que tiene una pinta a prueba de bombas. Luego nos decepcionará un poco porque es imposible que sea tan buena como el trailer.

Genial lo que comentas de Patty Jenkins y Wonder Woman. Ganazas de película también. A ver si la diseccionamos con el HYPE-O-METRO.

Abrazote!