24 oct. 2016

The 100th Megashock


¡Post número 100 en Mundo Alocado! Nada mejor para celebrarlo que utilizar el grito de guerra con el que SNK presentaba sus juegos de (redoble de tambores) más de 100 megabits (¡!) de capacidad para elaborar un listado con mis 10 juegos favoritos de la mítica Neo Geo.

Mi historia con la bestia negra, el Rolls Royce de las consolas (apodo que le puso Hobby Consolas, si no me equivoco) supongo que también es la de muchos. Durante años estuve completamente obsesionado con esta consola que era un sueño hecho realidad para cualquier chaval de los ’90. En una época de conversiones recreativos-consola mayormente chusteras, era el primer sistema que te permitía jugar en el salón de tu casa a réplicas exactas de algunos de los mejores arcades del momento. Sin embargo, era un objeto de deseo imposible de alcanzar por sus prohibitivos y loquísimos precios así que no quedaba otra que esforzarse lo máximo posible para que las 25 o 100 pesetas de turno rentabilizaran la visita a los recres. 

Quien me iba a decir que, paradojas del destino, se iba a convertir en uno de los sistemas mejor emulados que se conocen y que era cuestión de tiempo el tener acceso a todo su catálogo. Pasó de ser un sistema para una élite de privilegiados a tener una disponibilidad casi absurda, prácticamente no hay dispositivo que o bien tenga un recopilatorio de grandes éxitos o lo emule a la perfección. Hecha pues esta introducción con olor a naftalina nostálgico-noventera vamos con mi (completamente subjetivo), listado-sin-orden-ni-concierto:


Top Hunter: Roddy & Cathy (SNK, 1994)

¿Jugado en recreativa?: ¡Totalmente!

Durante bastante tiempo tuve la sensación de que el catálogo de Neo Geo tan sólo se nutría de juegos de lucha. Es cierto que es el terreno en el que más despuntaba y donde se forjó su personalidad pero eso no quita que tuviera auténticos diamantes en bruto de otros géneros. De hecho me he sorprendido haciendo el listado porque no han salido tantos juegos de lucha como esperaba.

Top Hunter: Roddy & Cathy posiblemente sea mi juego favorito del sistema. Un arcade de plataformas exquisito, con unas mecánicas que mezclan brazos extensibles y agarres a lo Bionic Commando con el desplazamiento entre distintos planos a lo Fatal Fury (del que implementa movimientos especiales y todo).  Es un juego tremendamente original y que, en mi opinión, no ha sido suficientemente reivindicado. Tal y como indicaban en un artículo de Hardcore Gaming parece como si fuera un juego de la mejor Treasure pero hecho por SNK.

Además, su dificultad era bastante asequible (de hecho su mayor pega es que es muy corto) así que es de esos con un poco de maña podías pasartelo con un crédito.Y jugar a dobles es una delicia. Una pena que no generará secuelas como tantas otras franquicias de la casa. Aunque precisamente eso es lo que lo convierte, a día de hoy, en auténtico objeto de culto.



Aero Fighters 2 (Video Systems, 1997)

¿Jugado en recreativa?: Sí. Millón de veces.

Con este juego tengo una historia completamente personal. Lo tenían en unos recreativos que aplicaban una política muy particular: determinados juegos estaban en máquinas en las que al echar la moneda de rigor se activaba una ruleta que te podía dar como premio una partida gratis. Además, el dueño había puesto una configuración de créditos bastante generosa, como 7 vidas por partida y dificultad media.

Con un poco de suerte (un poco: la máquina daba el premio con mucha frecuencia) te juntabas con dos créditos, 14 vidas por delante y la posibilidad de gastarlos a dobles. Podían ser las 25 pesetas mejor aprovechadas de la tarde (y de la historia). Así que le he dado mucho, sí. Aparte de por lo evidente porque es un arcade bastante accesible en sus primeras pantallas. Al contrario que la mayoría de shoot 'em ups que podías encontrarte en un salón recreativo, que eran el suicidio absoluto, con este podías apañarte un poco. Aunque supongo que tenía bastante que ver el combo tropocientas vidas + dificultad asequible.

Jamás me lo pasé, por cierto. En la mejor tradición del género la dificultad se había haciendo asfixiante conforme pasaban las pantallas hasta transformarse en un bullet hell razonable para las manos expertas (cualquiera familiarizado con los enfermizos shoot' em ups de Cave esquiva todo esto con los ojos cerrados) pero imposible para un manco como el menda. Tuvo continuación e inspiró a otra saga (Strikers 1945) pero siempre me pareció mejor éste. Mención especial para el staff de personajes estrambóticos (un delfín, un bebé con boina, un ninja...) que cuando juegas a dobles interactúan entre ellos en las cutscenes de forma totalmente absurda.



The King of Fighters ‘97 (SNK, 1997)

¿Jugado en recreativa?: Sí. He sido objeto de palizas estratosféricas.

Entramos con la macro-saga crossover por excelencia de SNK. El motivo de que esta entrega sea mi favorita (cualquier entendido os dirá que la del '98 es el punto álgido de la franquicia) es que solía ir a jugar con un amigo que era una auténtica máquina de dar palizas en este juego. Lo tenían en los recreativos que estaban enfrente del instituto al que íbamos así que os podéis imaginar dónde pasábamos los recreos.

Tuvo a bien ejercer de maestro y me enseñó a manejar con bastante soltura al macarra de Ralph, que es un personaje que me gustaba mucho. Sin embargo los juegos de lucha siempre se me han dado muy mal en las recreativas y prefería jugar a dobles o meterme en algún campeonato improvisado (que con el socorrido "salto + patada" me bastaba y sobraba). Por eso mismo este juego lo he disfrutado más bien como espectador, viendo a mi colega pasarse el juego con un crédito, humillando a cualquiera que quisiera retarle (míticos combates los que venía cualquier chulito a echarte de la máquina y metía la moneda sin preguntar) y quedándome boquiabierto porque se sabía unos trucos que no se de donde los sacaba (me quedé boquiabierto cuando desbloqueó a Iori y Leona poseidos). Ha dado para epiquísimos piques contra compañeros de otras clases del instituto como ningún otro juego que haya conocido.

Cuando años después llegaron los emuladores y los recopilatorios dediqué una temporada a jugar a todos los juegos de la saga (hasta el XII) de forma cronológica pero sigo sin tener un equipo definido (lo que mejor me funciona es Terry + Ralph + Kyo y ...ehm, también suelo coger a Mai [¿fanservice dónde?]), por no hablar de que sigo siendo un paquete descomunal. En cualquier caso, esta entrega me trae muy buenos recuerdos. Incluso pensé en su día que ojalá tuviera la máquina en casa, que así podría entrenar un poco. Quien me iba a decir que de forma oficial o extraoficial iba a poder llevarlo hasta en el teléfono movil.



Metal Slug (Nazca Corporation, SNK, 1996)

¿Jugado en recreativa?: Sí. Mucho menos de lo que me hubiera gustado.

El run 'n gun por excelencia llego a los recreativos de mi ciudad pisando fuerte. Primero lo tuvieron en un par de salones que estaban bastante alejados de los que me pillaban a mano pero el boca a boca fue tan brutal que había auténticas peregrinaciones para cambiar de barrio y echarle un vistazo. Es un juego que recuerdo siempre con colas y rodeado de curiosos. No se exactamente de que año estoy hablando ('97 o '98) pero ya era la época crepuscular de todo el tema este de los salones recreativos de barrio. La Play 1 estaba más que asentada en las casas y los salones se iban vaciando a marchas forzadas. Era complicado que llegaran novedades pero Metal Slug asomó la cabeza y durante una temporada muy fugaz tuvimos un motivo muy bueno para volver a esos antros llenos de macarras y humo. Además, esta máquina se expandió como una infección: llegó a estar en la mayoría de esos recreativos que seguían luchando por su subsistencia. El canto del cisne de una era.

O eso creo. 

Seguramente esté salpimentando el relato con una retrocontinuidad caprichosa pero he sacado la anecdota ante testigos de la época y lo que no admite discusión es que estábamos flipadísimos con el juego. Un pixel art absolutamente glorioso (el juego ha envejecido de lujo) junto con su particular sentido del humor y ritmo endiablado lo convirtieron en una obra de culto instantaneo y, bajo mi punto de vista, en el mejor exponente del género. El condenado era bastante engañoso además porque detrás de esa fachada caricaturesca se escondía un arcade que conforme avanzabas ponía las cosas realmente complicadas casi sin que te dieras cuenta (siempre pensé que el primer nivel es deliciosamente engañoso para lo que viene después). Dió pie a una saga un tanto derivativa (si algo está bien, no lo toques) y se estampó, como tantos otros, en su salto a las 3D (un juego mediocre pero bastante más apreciable de lo que parece).



Shock Troopers (Saurus, 1997)

¿Jugado en recreativa?: No. Maldita sea.

Entramos en el terreno de los juegos que me hubiera encantado encontrarme en los recreativos. Shock Troopers, desde luego, habría dado para unos buenos vicios a dobles. Siempre lo consideré una especie de respuesta a Metal Slug pero en perspectiva cenital, la gloria bendita del pixel art en su máxima expresión. Ambos son condenadamente buenos en lo suyo y de hecho creo que en cuanto a run 'n guns no hay quien les tosa. Shock Troopers tenía además dos características que lo hacían absoluta carne de arcade: un plantel de personajes bastante más variado de lo que suele dar el género y una jugabilidad a prueba de bombas (el detalle de que con el mismo botón dispares o, si lo dejas pulsado, fijas la trayectoria, no es nada nuevo pero es genial).

Es una pena que nunca pudiera experimentarlo como estaba concebido porque es uno de esos juegos creados para ser jugados de pie, rodeados de curiosos y manejando con un stick apropiado y no una cruceta. En ese aspecto he jugado bastante a la versión que incluía el SNK Arcade Classics Vol. 1 de PSP y no es para nada recomendable porque la emulación era algo ajustadita (tiene unas ralentizaciones y pequeños tiempos de carga que no existían en el original). Aún con todo siempre lo llevaba encima.

Tenía un potencial enorme pero no dio pie a ninguna saga por una segunda parte bastante complicada de digerir: un juego que no es malo para nada pero que cambiada demasiadas cosas (tipo de gráficos, personajes…) y que se ve que no tuvo el éxito esperado porque no dio para más. Quizá tampoco haya mucho que lamentar porque es difícil mejorar un producto tan sólido.



Y hasta aquí llegamos hoy. Mi intención inicial era publicar un listado sencillito con mis 10 juegos favoritos y a otra cosa pero al final, entre rescatar emuladores por un lado y las charletas de Señor Mayor que me han salido entre medias, el post se ha enredado más de lo que pensaba. De hecho llevo una semana picadísimo probando juegos a todas horas así que el listado ha venido de perlas para procastinar más todavía los contenidos del blog.

Volveré (espero) con los 5 juegos que quedan y, si no pierdo la cabeza entre wikipedias y foros diversos, unas cuantas curiosidades sin desperdicio de la mítica SNK. No se si será en otro post o lo mismo le hago un remiendo a este. ¡Larga vida a los listados alocados!

No hay comentarios :