9 ene. 2019

The Ballad of AOC

Vivimos en un mundo...ehm... ¿Cómo empiezo yo esto? Peculiar. Sí, vamos a dejarlo en peculiar.

Hace unos días, y dentro del maremagnum informativo al que me expongo a diario, leía en diagonal algo relacionado con un video viral y con Alexandría Ocasio-Cortez. Pensé instantaneamente en alguna filtración tipo The Fappening, artillería pesada para hundir una carrera política en cuestión de segundos. Pobrecilla, justo ahora que había tomado su cargo (de hecho, la "filtración" sucedió -mira tú que casualidad- justo un día después de hacerlo). Con lo que prometía este nuevo icono Demócrata... La debacle.

Alexandría está en la diana (nota mental: mejor no hacer este tipo de referencias con este tipo de gentes...) del Ala Republicana más dura desde que ganó las primarias el pasado verano. Es la congresista Democrata más joven de la historia, encargada de parte del Bronx y Queens, con raíces portorriqueñas, azote (obviamente) de Trump y con una popularidad completamente disparada (nota mental...ehm,  sigamos). Ha nacido una estrella. ¡Y hay que pararle los pies como sea! que tendrán como mantra diario en la FOX desde su Advenimiento.

Es normal entonces que toda la legión de Trump-Supporters tuviera preparado un ataque DEFINITIVO, el golpe de gracia que la pusiera en su sitio a la primera de cambio. Pero, esperate tú, que todos esos  titulares clickbait que me asaltaban no parecen TAN apocalípticos. De hecho, cuando empiezo a interesarme realmente por el tema  descubro que el mismo se ha dado la vuelta: no pasa nada, falsa alarma. Circulen. Y es que el video con el que han querido hundir su reputación, es este:

[La captura es de la cuenta de un bot que replica el tweet original, para que veais las lindezas que le dedican a "Sandy". Pinchad la imagen y veréis el video en el seguro-y-para-nada-relacionado-con-la-ultraderecha canal de videos de Mundo Alocado]

https://www.youtube.com/watch?v=hj42duOnHXk&feature=youtu.be
El frame no es para nada intencionado...

Pues, esto... que ese era el video. Nada de borracheras universitarias o nudes a tropel. En concreto, el video es una edición recortada de este otro que no era más que un viral, un meme: una reproducción de un mashup (que es una combinación de un fragmento de El Club de los Cinco con la canción Lisztomania de Phoenix). En este hilo de Twitter lo explican que da gusto.

La verdad es que como en esta página somos muy de Conspiraciones y demás, el caso en cuestión parece una Operación de Falsa Bandera de manual porque ¿qué tiene de malo exactamente el video? Mirad, mirad a la futura Congresista bailando y conteneándonse y... y... divirtiéndose... ¡Cómo osa! ¡Cuanta indecencia! ¡Dimisión! que seguramente fuera el efecto buscado por el ejercito de bots pro-Trump que intentan dar coba a estas cosas (por cierto, me hace mucha gracia que Trump, como buen supervillano, tenga su ejercito de bots. Como el Dr. Doom. O Ultron). Si esto era así, les ha salido el tiro por la culata porque la popularidad de esta chica continúa subiendo como la espuma.

A lo que contribuyen cosas como la épica contestación que ha dado a toda esta controversia:



Pero no se vayan que aún hay más.

Porque vivimos en un mundo MUY peculiar.

En el que encadenamos un ESCÁNDALO con otro ESCÁNDALO.

No me había dado tiempo ni a terminar de redactar este post cuando me encuentro con esta otra joyita:


Con el fuego del escandalo-del-baile-sensual-e-indecente remitiendo se viraliza esa foto. Según el bot de turno que la saca a relucir, es una foto del Instagram de Ocasio-Cortez. ¿El quid de la cuestión? Si amplías la foto al reflejo del grifo y aplicas unos filtros, contraste por aquí, saturación por allá... LE VES LAS TETAS A LA CONGRESISTA.

Ahora sí. ¡DIMISIÓN! A no ser que sea un fake. Algo que ha demostrado, de forma empírica, un usuario de wikiFeet, portal dedicado (lo has adivinado astuto lector) al fetichismo de pies. En concreto el experto jokes_on_you asevera lo siguiente:
I'm a contributor to wikifeet and even I have never seen a second toe like that! 

I’ve sucked enough toes in my life to recognize when something doesn’t look right.

Because we can’t dorsi- or plantarflex our 2nd-5th toes independently I knew it wasn’t a matter of the toe being bent. I thought that maybe she has some form of brachydactyly but her Wikifeet page has clear evidence to the contrary. So it was clear to me that it wasn’t her feet."
No todos los héroes llevan capa.

Tenéis la historia completa por aquí.

What a time to be alive...

1 comentario :

Saricchiella dijo...

Es que la historia es fascinante xDDDDD me encanta el tipo de wikifeet, te lo digo en serio: "perdona, como pervertido profesional que soy te puedo decir que ESTO ES FALSO". Muy fan.