5 sept. 2018

● Playlist ► INCUBUS @Razzmatazz 26/08/2018

Una cosa que era muy del inicio de esto de los blogs (circa 2004) era hacer post con listados musicales. A texto el común de los mortales (el menda), con algún reproductor integrado en la web los mas mañosos. ¿Eran post de relleno y postureo? ¡Acierto!, pero recuerdo que a mí me gustaban mucho y que debería haberlo hecho más en su día porque una de las cosas mas molonas de tener un blog irrelevante y con 4 visitas al mes es que el paso de los años lo deja como una especie de bitácora personal de tus gustos, y yo soy muy de viajar atrás en el tiempo para ver que escuchaba en tal o cual momento.

Mientras os suelto esta parrafada tengo puesto de fondo el set de canciones del concierto que dió Incubus el pasado agosto en la mítica Razzmatazz (al que no asistí... que siga el postureo). Incubus es un grupo que me aborda por rachas: su trayectoria me parece muy irregular y van y vienen de forma intermitente en mis escuchas pero tengo temporadas que los tengo muy presentes. El setlist del concierto (que los consulto en setlist.fm, paginaza) me ha parecido bastante remarcable y, sustituyendo las covers que se marcaron (que no están en Spotify) por las versiones originales, aquí lo dejo:

3 sept. 2018

[HYPE-O-METRO] Slaughterhouse Rulez (Crispian Mills, 2018)


Creo que no hay mejor elección para inaugurar esta nueva temporada/inicio del curso en Mundo Alocado que echarle un vistazo al trailer de Slaugherhouse Rulez. La película en cuestión es, poca broma, lo que más estoy esperando para este 2018. El combo Simon Pegg + Nick Frost (a los que no veíamos juntos en pantalla -si no me equivoco- desde The World's End) es completamente irresistible para un servidor pero hay otro factor que la vuelve más irresistible todavía que es Crispian Mills, cantante de Kula Shaker, a los mandos de la dirección. Mills ya dirigió a un desatado Pegg en A Fantastic Fear of Everything una marcianada loquísima y visualmente muy potente pero que pasó de lo más desapercibida. A mí me pareció una auténtica delicia con su (un tanto forzado) toque de culto y extrañeza que, en cualquier caso, no (me) hacía presagiar que Mills siguiera interesado en dirigir más que por esa incursión puntual. Y mucho menos manejando un presupuesto e intenciones más grandes en lo que parece ser un cruce de Harry Potter, Deadly Class, Battle Royale y Attack the Block. Pasemos el trailer por nuestro aparato de medir el hype, a ver qué tal:


¿Veis aquello que brilla a lo lejos? Es mi objetividad que se ha tomado el día de descanso porque todo lo que veo aquí me pone los dientes larguísimos. Bien es cierto que el mero combo Pegg + Frost puede fallar estrepitosamente (la sombra de Paul es alargada) pero aquí hay bastante chicha para despedazar (ejem): reparto impecable (¡Michael Sheen!), visualmente apunta maneras (puede apreciarse cierto toque Edgar Wright en algún plano detalle) y parece tener el tono adecuado a las circunstancias. Como broche final el nada desdeñable detalle de que es la primera película producida por Stolen Picture, la productora que han montado Pegg y Frost. Ambos llevaban sin trabajar juntos una temporada así que, entre otras cosas, deben haberse curado en salud montando este proyecto que deja tan buenas sensaciones. Este es el tipo de película que nos gusta en esta página. Veremos qué tal.

Y como bien dicen en algún comentario al trailer: "(...) Between Harry Potter and the fourth part of the Cornetto trilogy ^^ (...)", así que con (exactamente) ese mismo espíritu, nuestro HYPE-O-METRO ® le concede el mayor de los honores: 5/5 Cornettos que apuramos con ansia mientras se nos escurre el verano entre los dedos.

1 sept. 2018

Somewhat Damaged [Nine Inch Nails – Mad Cool, 2018]

Escuchar a Nine Inch Nails me provoca siempre sensaciones de distorsión temporal: siento que debería haberlos descubierto en otras etapas de mi vida; que son (o deberían haber sido) la banda sonora de acontecimientos pasados. No es exactamente nostalgia-de-sensaciones-que-no-fueron, es más bien que hay algo ahora mismo que no funciona, que el presente no está donde debería estar. Y no entremos en equívocos porque nada de eso es intrínsecamente negativo.

Es simplemente que algo está roto, que no termina de funcionar como debería.

Como esta página, por poner un ejemplo. Al menos en este preciso momento, o puede que viniera así de serie, que siempre haya tenido algún engranaje desencajado y sus colapsos no sean más que obsolescencia programada. Nada que no se pueda parchear una vez más para tirar otra temporada. Sólo hay que invocar las energías adecuadas.