31 dic. 2017

Y2017K


No creo que unas horas antes de que nos deje 2017 sea el mejor momento para actualizar, pero no quería dejar a Mundo Alocado con esa tradición que me he sacado de la manga de abandonar completamente la página en el tramo final del año. ¡Al menos asomo para despedir el año! No perdamos la educación y las buenas costumbres.

Las circunstancias, sobrevenidas o no, y todas las excusas del mundo me han alejado de los mandos otra vez, pero hay algo más: tengo la motivación para escribir por aquí bajo mínimos y, aparte, no termino de encontrar una dirección a seguir. La constancia no es uno de mis fuertes y creo que me he aburrido de la mayoría de cosas que venía haciendo por aquí. Estoy bastante bloqueado a decir verdad pero nada de esto es malo en sí, simplemente tengo que encontrar un nuevo rumbo. La necesidad de escribir sigue picándome por dentro y eso nunca es mala señal.

Mientras tanto, os dejo la canción en la que más me he refugiado este año. Al final todo consiste en encontrar un sitio.


Nos veremos pronto. Os deseo lo mejor para 2018.