12 mar. 2015

Próximamente en sus pantallas: Daredevil (Netflix, 2015)


Personalmente no comparto ese odio visceral y generalizado hacia la película de Daredevil del 2003. Matizo un poco estas palabras: la película es mediocre y no es mi intención defenderla pero tiene algún punto de interés que me resultó interesante. Creo que es una de las películas iniciáticas que mejor ha contado el origen del superhéroe y en ese aspecto me pareció brillante. Despacha esa parte de forma muy concisa, incluso elegante, sin perder demasiado metraje en ello y siendo bastante fiel al material de base. Además, sale muy bien parada en la forma en la que muestra los peculiares poderes sensoriales del superhéroe, algo que era complicado. Eso, y Foggy Nelson, a partir de ahí el resto es un desastre absoluto. No se si me indignó más la Elektra de chichinabo con sus lentillas imposibles o esos Bullseye y Kingpin completamente fuera de lugar y personaje. Con Ben Affleck tengo mis más y mis menos: es el peor Matt Murdock que nos podíamos haber imaginado pero creo que la culpa, más que de su interpretación (que mira que es justita, estamos en la época del Affleck de Gigli) es de un guión que no logró plasmar al personaje que teníamos en mente. Y de un traje espantoso y ridículo, aunque esto es muy difícil de solventar porque este personaje trae de serie uno de los trajes que menos me gustan de todo el Universo Marvel. En cualquier caso mi opinión de esta película mejoró un poco (sólo un poco) con la versión del director que es cierto que recrudece el tono y aporta mejoras sustanciales al resultado final, pero que sigue sin hacer justicia al personaje.

Quizá lo peor de todo es que su desastrosa recepción crítica (a lo que añadimos, para rematar, el vergonzoso spin-off de Elektra) apartó al personaje de la primera plana en un momento que el Universo Marvel estaba empezando a adquirir consistencia en sus adaptaciones a la gran pantalla. Tan tocada quedó su reputación que incluso la Fox prefirió perder los derechos sobre el personaje antes que financiar un reboot a manos de Joe Carnahan que no podía pintar mejor. Afortunadamente hoy toca hablar del fin de la travesía por el desierto del Hombre sin Miedo porque estamos a menos de un mes del estreno de la serie de Netflix que parece que va a devolverle al lugar que se merece. Hace poco pudimos disfrutar de un primer trailer que nos ponía los dientes muy largos pero que omitía conscientemente al otro gran protagonista de la función. Atentos ahora a este segundo avance centrado en el impresionante Kingpin de Vincent D'Onofrio:


Estoy contando los días. No sólo me parece que, ahora sí, el tono es el adecuado sino que me ha encantado el juego de paralelismos que se establece entre Wilson Fisk/Kingpin y Matt Murdock/Daredevil. Además, Hell's Kitchen se nos muestra como el agujero que es: una barriada sucia, oscura y violenta. La verdad es que me he tenido que frotar los ojos un par de veces porque cada vez que veo este último trailer descubro más cosas que me gustan (Karen Page, la placa de Nelson and Murdock Attorneys at law, Stick, ¿La Mano?...). El HYPE-O-METRO ®, en consonancia, ha sido generoso, pero esta vez concede 4 estrellas de 5 por un par de cosas: no olvidemos que Drew Goddard salió tarifando de la serie (¿las consabidas diferencias creativas?) y creo que vamos a tener una pequeña decepción con el traje rojo. En este mundo de filtraciones a destajo es raro que no tengamos ni tan siquiera indicios de su existencia. Es un detalle menor pero también pienso que fue uno de los factores que contribuyeron a hundir la película de 2003. En cualquier caso, estoy deseando ver cómo lo resuelven.

2 comentarios :

Fernando Siles dijo...

Yo tengo muuuuuuuuuchas ganas!!!

Espero que no defraude

Saludetes

Sr. Forfy dijo...

Después de mi experiencia con Peggy Carter, que me ha gustado mucho, espero bastante de esta. Veremos.

Un abrazo!