25 ene. 2015

Sala de despiece. Lo mejor de 2014 (3): Videojuegos

El Sr. Forfy, siempre a la última.

Para romper un poco con la tónica de las anteriores entregas de la Sala de despiece esta vez nos dejamos de fanfarrias y elaboramos el único listado para el que estamos capacitados: el de nuestros videojuegos favoritos de 2014. Con un par de matices que queremos exponer antes de entrar en materia.


En primer lugar, estamos particularmente decepcionados con la nueva generación de consolas. En todo el año pasado no hemos visto un solo juego en Xbox One o PS4 que nos llame suficientemente la atención, ya sabemos que los inicios de una generación no suele dar grandes alegrías pero no recordamos un panorama más soso que el actual. Estamos particularmente decepcionados con que el mayor debate que han generado hasta la fecha ambas consolas sea el relativo a cuál de las dos tiene más potencia gráfica (que si 720p, que si 60 fps…) por no hablar de que los únicos juegos que han destacado en ambas plataformas eran multisistema y también han estado disponibles en PC. 2015 pinta mucho mejor en cualquier caso y estaremos bien atentos.

Por otra parte, ponemos las cartas sobre la mesa para que nadie se lleve a engaño. En esta casa se juega, fundamentalmente y por este orden, a PC (los Humble Bundles y Steam nos tienen absorbida el alma), Nintendo 3DS y Playstation Vita, nuestra consola favorita ahora mismo y que no deja de darnos alegrías. Tenemos una particular debilidad con las portátiles como podéis ver. Y nos va totalmente lo retro. Expuestas nuestras miserias particulares, aquí tenéis, en orden inverso, los 10 juegos que más nos han gustado de 2014:

 
10. Kirby Triple Deluxe (Nintendo 3DS) [Trailer]

Se puede acusar a Nintendo de explotar a sus iconos hasta la extenuación pero si los resultados son como este juego (y no corta-pegas lamentables con Mario), no seremos nosotros quienes digamos nada. De hecho se agradece que haya cosas que no cambien demasiado porque este Kirby Triple Deluxe no es más que un compendio de lo mejor que hemos visto en otros juegos de la serie aprovechando ese recurso casi anecdótico que es el efecto 3D de la consola. En unos tiempos en los que la reinvindicación de lo retro parece tener una parada obligatoria en adorar dificultades insufribles, un nuevo paseo por la plácida Dreamland es casi terapéutico.


9. CounterSpy (PSVita) [Trailer]

Un juego de espías con toque sesentero desarrollado por excomponentes de Lucasarts y Pixar (fijaos cuanto le debe el diseño del juego al artwork de Los Increibles) era algo a lo que teníamos que echarle un vistazo de forma obligada. El resultado es parecido a extraer todo el artificio de Metal Gear Solid y quedarnos con una versión muy directa y simplificada de sus mecánicas de infiltración y sigilo, algo que no ha sido entendido por muchos pero que, a nuestro entender, no resta valor a la propuesta sino todo lo contrario (es ideal para partidas cortas, que en un portátil es de recibo).


8. Olli Olli (PSVita) [Trailer]

Nunca hemos sido muy fans de los juegos de skate pero lo que ofrece Olli Olli es adicción en estado puro en una fórmula que le debe más a Canabalt y Super Meat Boy que a un Tony Hawk cualquiera. Es una de esas propuestas de continuo ensayo y error con una mecánica aparentemente muy simple pero que engancha de mala manera y que además rebosa honestidad por los cuatro costados: el jugador es plenamente consciente de que la habilidad para obtener un buen resultado es fruto de mucho entrenamiento previo. Es difícil echar sólo una partida y no querer repetir la misma para mejorar los resultados, ejemplo perfecto de lo que tiene que ser una sólida experiencia portátil.


7. Professor Layton vs Phoenix Wright (Nintendo 3DS) [Trailer]

Este inesperado crossover por fin llega a occidente (lleva danzando desde 2012  por tierras japonesas) y el resultado no ha podido ser mejor: un acertado choque de universos y mecánicas de juego en el que ambos personajes y sus respectivas sagas de origen salen muy bien parados. Poco menos que modélico al respecto, algo que tampoco podía darse por sentado siendo las sagas de referencia tan particulares en sus planteamientos. Como anécdota, este es el juego que impulsó al Sr. Forfy a comprarse una Nintendo 3DS. Esperando estamos a que esto inicie algún tipo de saga paralela.


6. Luftrausers (PsVita) [Trailer]

Vlambeer nos ofrece la propuesta más cruda del año, un juego con un toque arcade tan directo como un puñetazo en el estómago. De diseño minimalista, control exigente y dificultad desorbitada (basada en el ensayo y error, en morir una y mil veces), Luftrausers tiene la virtud de desarrollar una propuesta tremendamente adictiva basada en estrategias post-morten, es decir, jugar una partida con la cabeza puesta en la siguiente. Pese a su aparente simpleza, rascar las capas superficiales nos descubrirá una especie de simulador de construcción de aviones en el que no siempre las mejoras obtenidas en el transcurso de las partidas suponen la mejor opción para construir el modelo más adecuado. Es un juego fascinante en tanto que es el propio jugador quien tiene que decidir la estrategia y el avión con la que se siente más cómodo, sin dejar de plantearse si así se están haciendo bien las cosas. Difícil tanto de domar como de soltar. Reivindicar la esencia retro es exactamente lo que expone este juego.


5. Child of Light (Ps Vita) [Trailer]

Child of Light es consciente de que es estilo por encima de sustancia, pero el preciosismo visual que ha logrado Ubisoft Montreal (usando el motor gráfico empleado en Rayman Origins y Rayman Legends) es para perdonarle todo. No puede cuestionársele cierta falta de profundidad cuando el resultado final embelesa de esa manera y te invita a seguir jugando sólo para ver qué maravilla visual viene después. Con unas referencias que van desde Yoshitaka Amano, el Estudio Ghibli, Alphonse Mucha o Vagrant Story, es el videojuego más bonito y estéticamente cuidado de todo 2014 y una prueba de la valía de Ubisoft mientras acude a su cita anual de Assassin's Creed cansinos y plagados de glitches.


4. Astebreed (PC) [Trailer]

Quien nos iba a decir que Astebreed iba a devolver la gloria al alicaído género de los shoot‘em up en pleno 2014. Un hipervitaminado espectáculo visual que toma buena nota de Radiant Silvergun, Raycrisis e incluso del reciente Akai Katana para convertirse en un alumno aventajado que puede permitirse el lujo de mirarlos cara a cara. Nos ha fascinado como juega con las perspectivas para pasar sin ningún problema de lo vertical a lo horizontal, la verdad es que no recordamos ahora mismo ningún otro shoot'em up que haya planteado esto y lo haya hecho con tanto acierto. Y no sólo juega con las perspectivas porque se atreve a mezclar subgeneros: a ratos bullet hell, a ratos más táctico, puede recordar un minuto a Border Down y al siguiente a Zone of the Enders sin perder nunca el frenetismo. Éste, y no otro, es el camino que tendría que seguir el género para salir del ghetto.


3. South Park: The Stick of Truth (PC) [Trailer]

Entramos en el podio con una de esas sorpresas mayúsculas porque a lo que nos han acostumbrado los juegos basados en licencias, sobre todo en aquellos basados en licencias televisivas, es a la mediocridad más absoluta. Y South Park no tenía un historial muy decente que digamos en cuanto a adaptaciones, aquí en esta casa somos muy fans de la serie y hemos sufrido cosas como Chef’s Luv Shack en nuestras carnes. Pero llegó Obsidian a trabajar codo con codo con Trey Parker y Matt Stone y obraron el milagro, poco menos que un capítulo jugable (basado de hecho en The Return of the Fellowship of the Ring to the Two Towers), repleto de guiños a los fans que la serie ha recopilado a lo largo de los años y con una sensación impagable de que está hecho con mucho cariño. Y que encima, como juego, funciona estupendamente. En concreto nos ha resultado mucho más interesante por su (aparente) simpleza en la ejecución que otros RPG’s con mayor pedigrí y consistencia que ahogan al jugador con relleno, misiones basura  e inventarios interminables.

Como nota curiosa estuvo en el borde la cancelación por la bancarrota de THQ y en Xbox 360 y Playstation 3 no pudo esquivar las garras de la censura (aunque el parche ideado por Parker y Stone, acostumbrados a estas miserias, no pudo ser más acertado). Es mucho pedir, pero lo juegos basados en licencias tan potentes tienen aquí el espejo ante el que mirarse.


2. Danganronpa: Trigger Happy Havoc (PSVita) [Trailer

Estamos un tanto hartos del “debate” que tiene que soportar Playstation Vita desde su nacimiento. Es cierto que cómo sustituta de la PSP, como consola que replique determinadas franquicias de Sony en formato portátil o como receptora de “títulos Triple A”, ha fracasado soberanamente. Incluso es incapaz de plantar cara a Nintendo 3DS, que con un mero Pokemon se pone el mundo por montera y rompe todos los records de ventas que se proponga. Los catastrofistas no paran de agarrarse a estos argumentos para hacer hincapié en la decepción que ha supuesto la última portátil de Sony y poco menos que certificar su muerte prematura.

Sin embargo los efectos colaterales de no cumplir esas expectativas, que a nuestro parecer eran totalmente incorrectas, son que la consola se ha llenado de indies de calidad y de juegos nicho japoneses que en otras circunstancias nunca hubieran visto la luz en occidente. Así se explica Danganronpa, una visual novel lanzada originalmente en 2010 para PSP y que gracias a estas circunstancias tan concretas (carecer de títulos Triple A para engrosar el catálogo), ha sido traducida y distribuida en nuestro país. El juego, una mezcla de Assasination Classroom, Battle Royale, Saw y Phoenix Wright, nos ha sorprendido tanto que pensamos que es uno de esos títulos por los que merece la pena comprarse la consola. Está tan bien escrito, su narrativa es tan acertada (maneja la tensión de manera ejemplar) y es tan sorprendente para el jugador que pasamos por alto otras cosas que no nos gustaron tanto como que realmente su interactividad como juego sea muy reducida o que, como los más avispados del lugar ya sabrán, ya existía una traducción elaborada por fans en su versión PSP (cuyas características son idénticas a esta versión). Tenemos pendiente todavía su segunda parte (Danganronpa 2: Goodbye Despair) para finiquitar la historia pero aun así lo consideramos uno de los juegos del año por méritos propios. Por no hablar de que las visual novels en PSVita no acaban aquí: este año nos espera Steins;Gate para darle en los morros a los agoreros que están enterrando la consola antes de tiempo.


 1. Velocity 2x (PS Vita) [Trailer]

Si en la anterior posición hablábamos de cómo Playstation Vita se ha convertido en el inesperado hogar de propuestas nicho como son las visual novels japonesas, reservamos ahora todos los honores de nuestro listado para un juego que representa como ninguno la otra parte fuerte de su catálogo que son los juegos indie. Velocity 2x es un ejemplo de desarrollo indie venido a más puesto que es la tercera versión de un juego que primero vio la luz como Mini (Velocity), después tuvo un oportuno lavado de cara en la propia Vita (Velocity Ultra) y ahora, el que nos ocupa, una segunda parte que lo amplia, mejora y expande en todos los sentidos. Su mayor novedad es que a ese armazón de juego de carreras con modos de shoot ‘em up se le han añadido unas secciones plataformeras que recuerdan estéticamente a Metroid y jugablemente al gran N+. Este cambio no ha mermado la adrenalínica experiencia de juego que es ahora mucho más variada y que obliga a dominar dos conceptos jugables en paralelo, resultando en una mezcla mejor avenida de lo que podía esperarse puesto que la experiencia jugable que ponía sobre la mesa Velocity Ultra era tan pura que cualquier cambio podría haber resultado fatal. No es el caso, siendo el resultado una auténtica maravilla que secuestra al jugador y no lo suelta hasta que ha finalizado el nivel con una puntuación perfecta. Sus virtudes, como decimos, son muchas, pero lo que lo convierte en un clásico instantáneo es una curva de dificultad/aprendizaje milimétrica y una ejecución jugable que alcanza la perfección. Hemos tenido muchas dudas para elegir el número 1 del listado pero la balanza se ha decantado por una obviedad: es, y no por casualidad, el juego al que más horas hemos dedicado en el pasado año.


Y hasta aquí nuestro listado de preferencias relativo a lo que hemos ido jugando durante el año pasado. Tenemos otro listado de pendientes que, tras arduas deliberaciones (porque no se puede jugar a todo) se resume en los siguientes juegos: Freedom Planet, Shovel Knight, Jazzpunk y Nidhogg, que iremos probando más pronto que tarde y con suerte reseñaremos por aquí.

BONUSTRACK – Que esta ocasión no hayamos hecho un recopilatorio de enlaces no quiere decir que no hayamos rastreado mil y uno de ellos. De hecho queremos aprovechar la ocasión para recomendar el que más nos ha gustado de todos los que hemos visto y que no es otro que la selección que ha hecho Pablo Algaba para su excelente blog Pantalla Partida, muy posiblemente nuestro blog de videojuegos favorito. No es exactamente un listado con sus preferencias del año pasado sino algo mucho más ambicioso: un repaso en 50 videojuegos a esta longeva séptima generación de consolas (2005-2014) que en 2015 toca a su fin. Imprescindible.

No hay comentarios :