14 dic. 2014

Órbita Laika (La 2, 2014)


He llegado a conocer la existencia de Órbita Laika de una forma un tanto curiosa así que os cuento mi gymkana particular. Estoy bastante interesado de un tiempo a esta parte en los crecientes movimientos antivacunas que están brotando como setas a lo largo de todo el mundo; no dejo de sorprenderme con determinadas conductas sin ningún tipo de base más allá de la estupidez suprema. Servidor, conspiranoico al límite, partidario de luchar a brazo partido contra los intereses de la codiciosa industria farmaceútica, no encuentra fundamento alguno en corrientes de este tipo que cada vez están más extendidas y normalizadas. Este y otros temas relativos se tratan en el cómic Pseudociencia de Darryl Cunningham que tengo en el punto de mira y muy posiblemente sea una de mis próximas compras (e, igualmente, futuro post en la página). El cómic está prologado por Luis Alfonso Gámez, periodista que fue presentador de un programazo como la copa de un pino como fue Escépticos (ETB, 2011)  y que iba a ser colaborador de… TACHÁN!: Órbita Laika. Leyendo el post en el que explica los motivos por los que no iba a poder participar finalmente en el programa (una pena) es cómo descubrí el mismo. Así que allí estaba el pasado domingo, pendiente de ver cómo funcionaba esta propuesta. Os dejo mis impresiones.


Órbita Laika es un late night de dilvugación científica. Mejor dicho, más que de divulgación (que creo que le queda muy seria y grande la etiqueta), un late night de curiosidades científicas. La estructura es familiar y no ofrece mucha sorpresa: presentador humorista (con monólogo inicial) + invitado + desfile de colaboradores/secciones. No soy muy de late nights y me suelo atragantar con el protocolario monólogo inicial (apenas me gustan los monólogos) pero a éste quería darle una oportunidad y más con Ángel Martín de presentador. El formato se me ha hecho raro porque la verdad es que nunca había visto nada igual. En cualquier late night suelen tener a alguno de los colaboradores haciendo algún experimento gracioso de forma puntual, pero poco más. De hecho me viene el ejemplo a la cabeza de lo que hacen en El Hormiguero y me entrán ganas de vomitar del asco... pero en Órbita Laika, afortunadamente, han seguido otros derroteros. Así y con un Ángel Martín en plena forma, los colaboradores (América Valenzuela, Antonio Martínez Ron, Clara Grima, José Cervera) introducen unas secciones que intentan ofrecer algún dato curioso o anécdota relacionada con el ámbito científico mientras que el invitado de turno calienta el sofá y dice alguna gracieta. Aquí lo explica el propio Ángel Martín muy bien:


El primer programa me ha gustado bastante porque no tenía unas expectativas formadas, pero tiene muchos puntos de mejora. Ángel Martín está inmenso, lo mejor de todo han sido sus continuas pullas al previsible poco éxito del programa o a la franja horaria criminal que les han dado. Es un tipo bastante bueno a la hora de romper la cuarta pared y eso le viene muy bien a esta propuesta en concreto. Me ha cogido bastante predispuesto porque incluso el monólogo introductorio que se ha marcado, con ingeniosa cancioncita incluida, me ha parecido apropiadísimo. No me ha gustado tanto el excesivo hincapie que hace en que no tiene ni idea de ciencia, creo que ha repetido demasiado el chiste. Sobre todo porque hay que tener el cuenta que el programa es completamente accesible, nada de conceptos duros o lenguaje ininteligible: todo está muy mascadito, aspecto que decepcionará a más de uno.

El tema de los colaboradores es harina de otro costal porque hay altibajos. Con carácter general el programa tiene un problema de ritmo y creo que es debido a que no todas las secciones tienen el mismo interes (algo normal) ni todos los colaboradores el mismo gancho. El programa mantiene el interés porque es difícil que algo de lo que se cuenta no lo tenga, pero hay colaboradores que han presentado su sección con bastante poca gracia, muy posiblemente por algo tan evidente cómo que no son presentadores. Esto les honra porque para ver a payasos haciendo payasadas para niños de 5 años ya tenemos El Hormiguero. De este primer programa me quedo con Clara Grima (que tiene proyectos preciosos) porque su sección de desmontar videos virales me parece que tiene un gran potencial.

Y en lo relativo al invitado, el primer programa contó con la presencia de Ana Morgade (somos muy fans). Ella estuvo pizpireta y cogió el tono al instante pero el programa no le ofreció mucha interacción. Fué una buena madrina para la primera emisión pero veremos cómo responden futuros invitados que no den tanto juego. De todas formas quizá sea un acierto no centrar el programa en una mera entrevista a un invitado salpicada de secciones relacionadas con la ciencia, en ese aspecto se rompe el tradicional formato de late night para que el programa tenga su propia consistencia y eso está bien.

Hasta aquí mi infinitesimal granito de arena para recomendar Órbita Laika un programa que, si tiene la oportunidad, va a mejorar y a aportar mucho. No se cómo habrá ido el tema de las audiencias en su primera emisión pero parece ser que en las redes sociales se ha hecho bastante ruido. Bien. Propuestas de este tipo tienen que hacerse un hueco como sea en el puñetero pais del ¡Sálvame! y derivados. Podéis ver el primer programa (y el resto, porque los seguirán subiendo) aquí.

3 comentarios :

Fernando Siles dijo...

Me parece un tipo de programa que debe de estar en una tele pública. Ahora bien, no me gustó demasiado, el invitado creo que sobra y Ángel Martín muy, muy comedido. A ver si se van soltando con el paso de los programas

Saludetes!

Estrella dijo...

Me tienes en un sinvivir. Todavía llevo a medias el docugame de MonteLab y ya tengo pendiente ver también esto.

Me parece una idea de partida muy muy buena. Tengo ganas de ver el resultado y cómo evoluciona. A ver si cunde el ejemplo y las cadenas se van llenando de espacios que valgan la pena!!

Sr. Forfy dijo...

Fernando Siles: Opino más o menos como tú, un tanto más entusiasta porque quiero contribuir a que este tipo de propuestas cuajen. Al respecto, me ha gustado muchísimo más la segunda entrega, pero tienen que perfilar todo lo que decimos. Los colaboradores, que tendrían que ser la guinda del programa, tienen que hacerse notar un poco más (en el segundo programa o han pasado como una exhalación o parece que molestaban a Ángel Martín-María Casado).

Saludos!

Estrella: Calla, calla, que tengo que coger un poco de ritmo... Es cierto que me he autoimpuesto elaborar cosas con cierta extensión, da igual el tiempo que tarde en actualizar de nuevo. Espero que le eches un vistazo tanto a esto como a Montelab. Creo que en RTVE hay gente que se está esforzando en hacer cosas decentes como tiene que ser en una cadena pública (no parezca que todo son Marilos Monteros o Toñis Morenos... puaggsss). Ya me contarás cuando veas esto ;)

Abrazo!